Posts etiquetados ‘Emilio Alzamora’

Pese al nefasto inicio de temporada en su llegada a la Moto2, Marc Márquez sigue quemando récords de precocidad. Le Mans supondrá su Gran Premio número 50 desde su llegada al mundial en 2008; y cumplirá el medio centenar de participaciones con 18 años y casi 3 meses. El de Cervera espera celebrar la bonita cifra sumando sus primeros puntos en la nueva categoría, donde hasta ahora la suerte no le ha acompañado. Pese a haber estado delante de forma constante los viernes y los sábados, las carreras no han salido como él esperaba.

Marc Márquez cumplirá el domingo 50 grandes premios en el trazado de Le Mans

Pero todo hace pensar que el trazado francés supondrá el final de su gafe en Moto2, ya que desde su debut en el campeonato del mundo nunca había estado tres carreras seguidas sin puntuar. De hecho, tras puntuar en la segunda carrera en la que tomó parte no consiguió hacerlo en las dos siguientes; algo que sólo le volvió a pasar a finales de 2009 en 125, mostrándose como un piloto muy regular.

Una regularidad que, sumada a sus 10 victorias; le llevó a conseguir el título de la categoría pequeña el pasado 2010, tras entrar en los puntos en 15 de las 17 carreras disputadas -la mala suerte quiso que sus dos retiradas fueran en circuitos españoles-. En total, un balance escalofriante conformado por las mencionadas 10 victorias, dos terceros puestos al inicio del año, un cuarto puesto para asegurar el título, y un séptimo y un décimo como peores resultados -con un hombro lesionado en la primera, y una caída unida a una discutible sanción en la segunda-. Concluyó la temporada con 310 puntos, tercer mejor registro histórico en la categoría tras los logrados por Álvaro Bautista en 2006 (338) y Valentino Rossi en 1997 (321), y convirtió a Nico Terol -que tiene todas las papeletas para recoger su testigo- en el mejor subcampeón de la historia con 296 puntos, superando el registro de Héctor Faubel en 2007, que sumó 277 quedándose a cinco del húngaro Gabor Talmacsi. Por su parte, Pol Espargaró también se convirtió en el mejor tercero de la historia con 281 puntos.

La progresión y los números de Marc no se veían desde 1997, con un tal Valentino Rossi

Pero en el mundo del deporte actual, -y en el motociclismo en particular-, los récords y las victorias pasadas sirven de poco cada vez que se abre el telón de una nueva temporada. Una verdad que Márquez está viviendo en sus propias carnes. Pese a que desde su entorno, empezando por el mismo piloto y por Emilio Alzamora; se insiste en que este 2011 ha de ser de aprendizaje para el catalán, sus tiempos de vuelta invitaban ya desde la pretemporada a verle peleando por las victorias. Pero por ahora no ha sido así. Las malas salidas cosechadas en las tres primeras carreras le obligaron a remontadas que acabaron por los suelos. Dos errores suyos y uno de Cluzel han propiciado que el casillero de Marc siga en blanco, mientras Stefan Bradl lidera el mundial con 61 puntos, más de dos carreras de diferencia. Son muchos puntos, pero ya el año pasado Marc no ganó hasta Mugello -aunque había hecho dos podios-. ¿Por qué no va a ser esta vez Le Mans el punto de inflexión? El objetivo es puntuar, pero nadie descarta una victoria. Será difícil, pero por algo en 49 carreras jamás ha quedado segundo.

Marc espera que el trazado francés suponga un punto de inflexión en su temporada

La buena noticia para Márquez es que Moto2 es la categoría más igualada, ya que hay tan solo 6 pilotos que han conseguido puntuar en las tres primeras carreras del año: Stefan Bradl, Andrea Iannone, Simone Corsi, Julián Simón, Álex De Angelis y “Tito” Rabat. Por eso es tan importante empezar a sumar cuanto antes; ya que si en todas las categorías la regularidad se ve recompensada en la general, en Moto2 es básico terminar carreras. Ahora el título parece muy lejano, pero la temporada es muy larga y de Marc se puede esperar cualquier cosa.

Anuncios

 

 

Marc Márquez proclamándose campeón de 125cc en el circuito Ricardo Tormo

 

Estaba cantado Swinxysports ya lo anunció. Sólo él podía arruinarlo. Sólo la inexperiencia de un niño que aún no ha cumplido la mayoría de edad podría haber echado por tierra todo el trabajo de una temporada prácticamente impecable, pero es que él no es de esos niños. Ha hecho una carrera más que inteligente, cogiendo la rueda de Terol y quedándose ahí viendo pasar las vueltas. Entre tanto, Bradley Smith se escapaba en la primera posición (rompiendo el pleno de victorias que llevaban los españoles en la categoría pequeña), y Pol Espargaró llegaba desde atrás después de una mala salida.

Había dudas sobre la posición que tomaría Marc, pero él mismo se encargó de despejarlas, cuando con una tranquilidad impropia dada la magnitud de lo que estaba en juego, “ponía el intermitente” y le dejaba pasar, renunciando a un premio menor como era la lucha por el podium para asegurar el premio gordo, aquel “con el que llevaba soñando toda su vida” según sus propias palabras. Se quedaba entonces cuarto con una ventaja de más de 15 segundo sobre su compañero de equipo Sandro Cortese. Emilio Alzamora ya empezaba a respirar en el paddock, aunque haya sido una carrera tranquila. Efectivamente, tras la adrenalina de Estoril hace una semana, donde Marc dejó boquiabiertos incluso a los grandes nombres de Moto GP, cuando tras pararse la carrera y quedar una segunda parte de 9 vueltas al sprint, se cayó en la vuelta de reconocimiento en la única curva que estaba mojada. Llegó a boxes y le tocó salir el último. En la primera curva ya estaba cuarto y terminó ganando con una superioridad increíble, la misma que ha demostrado hoy, donde a ninguno de sus contrincantes les cabía la menor duda de que hoy habría vuelto a ganar de no ser porque tenía otras cosas en mente. Hoy era un día para ser por fin campeón del mundo.

 

Marc Márquez, el campeón español más joven de la historia

 

Y son días como el de hoy los que nos hacen agradecer que la última carrera sea en Valencia. Por primera vez en la historia, un país ha monopolizado todos los títulos en juego. El primero en caer fue el de Moto 2 a manos de Toni Elías, y sólo un par de horas después Jorge Lorenzo ganaba la categoría reina. Ahora casi un mes después Márquez se ha unido al club, convirtiéndose nada más y nada menos que en el segundo ganador más joven de la historia, tras un mito como Loris Capirossi, el piloto que más carreras del mundial ha disputado, y que ha fichado por el Ducati Pramac Racing para seguir engordando esa estadística en 2011. Se ha mostrado intratable durante toda la temporada, y sólo la regularidad de Nico y Pol le había privado de llegar al Ricardo Tormo con el título bajo el brazo. Al final dejó los deberes para el último día, como cualquier estudiante de hoy en día, pero los acabó haciendo. Y sacó sobresaliente, siendo el primero de la clase en una nube de banderas españolas. Porque sus rivales durante todo el año han estado en casa.

España ha monopolizado cinco de los seis primeros puestos de la general. Sólo Smith (4º) se ha colado en la fiesta nacional. Al podium formado por Marc Márquez, Nico Terol y Pol Espargaró, se ha unido la gran temporada de Efrén Vázquez (5º) y Tito Rabat (7º). Además, Luis Salom ha acabo 12º, Alberto Moncayo 13º y Rookie del Año y Adrián Martín 15º. Para colmo Isaac Viñales ha sumado hoy sus tres primeros puntos en su quinta participación de la temporada como invitado. Esto quiere decir que Marc tan solo es el máximo exponente de una generación impresionante. A nadie le cabe duda de que tanto Pol, como sobre todo Nico tienen potencial de sobra para ser campeones del mundo. De hecho éste último ha decidido quedarse en la categoría, y sin duda se postula como el gran favorito para ganar el año que viene.

Marc subirá a Moto 2, una categoría completamente diferente. Llegará ya con 18 años y en cuanto suba al podium ya podrá beber champán. Llegará incluso con la vitola de favorito, aunque será un año de aprendizaje. Pero eso ya será otra historia. Ahora hay que quedarse con sus 12 poles y con los 10 Red Bull que se ha bebido desde lo más alto del podium. Unos números de genio, que recuerdan a los que hiciera el gran Valentino a finales de los 90 cuando también dominó con mano de hierro la categoría pequeña. Desde entonces han salido grandísimos pilotos, pero jamás nadie que se mostrase tan superior a todos los demás como lo fue Vale en su día. Ahora ya está aquí. Nació en Cerverá, lleva el número 93 y hoy ha escrito la primera página dorada de una leyenda que seguramente se acabará dividiendo en varios tomos.

 

Hace una semana en Estoril, consiguiendo la décima victoria de una temporada para enmarcar