Posts etiquetados ‘Cadel Evans’

Arranca el Tour 2011 con la rivalidad entre Alberto Contador y Andy Schleck como gran reclamo

Vuelve la gran batalla: Alberto Contador vs Andy Schleck

Ya ha pasado un año desde el Tour de la polémica. Contador llegaba a la ronda gala como gran favorito y sin la presión de compartir equipo con Lance Armstrong. Su principal rival volvía a ser Andy Schleck, que comandaba un Saxo Bank fortísimo cuyo objetivo era llevar al joven luxemburgués a lo más alto del podium en París. Se quedó más cerca que nunca de Contador, 39 segundos que fueron prácticamente los mismos que perdió por avería el día que Alberto se vistió de amarillo.

El de Pinto llegó a la crono final con 8 segundos de ventaja y el bueno de Andy llegó a crear dudas en la primera parte del recorrido, donde llegó a verse virtualmente a tan solo dos segundos de la victoria final. Pero Alberto había estado controlando su esfuerzo, y pese a no hacer una buena contrarreloj, su experiencia y su buen hacer en el tramo final de la etapa le llevaron hasta su tercer Tour, el segundo de forma consecutiva. Hablaron por si solas las imágenes de un Contador extenuado nada más pasar la línea de llegada. De nuevo el madrileño se hacía con la corona en los Campos Elíseos, pero Andy se le había acercado más que nunca, por lo que los amantes del ciclismo empezaron desde aquel momento a contar los días para el pistoletazo de salida a esta edición 2011, esperando un nuevo capítulo de la preciosa rivalidad que ambos genios han creado.

Después ya vendría todo lo demás. El extrañísimo positivo de Contador, las intromisiones políticas en el caso, la absolución de la Federación Española; y sobre todo, el pasotismo de UCI y AMA, enfrascadas ambas en una lucha que no ha hecho sino perjudicar tanto al mundo del ciclismo en general como a Alberto en particular. Esto ha creado una situación ridícula, donde Alberto ha ganado un Giro que puede perder y tomará la salida del Tour sin saber si se lo quitarán si lo gana. De proclamarse vencedor y ser sancionado posteriormente, podría perder dos Tours y un Giro. Un descomunal absurdo que ha puesto de manifiesto la incapacidad de las autoridades ciclistas para la toma de decisiones importantes.

Contador aún no sabe si podrá conservar sus victorias en el Tour 2010 y el Giro 2011, así como el Tour 2011 si finalmente llega a ganarlo

Afortunadamente ya ha pasado un año y el Tour ya está aquí. Volverá a hablarse -¿sólo?- de ciclismo y las noticias volverán a centrarse en Contador y Schleck, Andy y Alberto. Salvo sorpresa mayúscula volverán a ser ellos dos los que se jueguen el triunfo final. El madrileño ha querido quitarse presión y le ha otorgado el favoritismo al luxemburgués. Tiene sus razones: Andy ha enfocado toda la temporada a la preparación del Tour, mientras que Alberto viene de ganar un Giro durísimo y su rendimiento ofrece dudas.

Al menos eso dice él. Pero por muchos balones fuera que quiera echar, el favorito en las quinielas es él. Quitando su debut en la ronda francesa en 2005 -donde finalizó 31º-, ha ganado las seis grandes vueltas en las que ha tomado la salida: Tour 2007, Giro 2008, Vuelta 2008, Tour 2009, Tour 2010 y Giro 2011. Unos números impresionantes que muestran a las claras que cuando Contador se presenta en la salida de una grande lo hace para ganarla. Pero Andy Schleck está empeñado en cortar la triunfal racha del español y cada año parece estar más preparado para hacerlo.

Andy Shleck espera conservar hasta París el amarillo que llegó a llevar el año pasado

Andy saltó a la escena del ciclismo en el Giro de 2007, cuando con tan solo 22 añitos logró colarse segundo en la general a 1:55 del italiano Danilo Di Luca. Al año siguiente mostró sus credenciales en el Tour, acabandó undécimo en la general y llevándose el maillot blanco. Andy ha dominado desde entonces la clasificación del mejor joven, pero su evolución en la general ha sido espectacular. En 2009 acabó en segunda posición a 4:11 de Contador, imponiéndose a nombres como Armstrong, Bradley Wiggins, su hermano Frank o Andreas Kloden.

El año pasado su posición final no cambió, pero si la forma de producirse. Esta vez no defendió el segundo puesto de todos los demás, sino que le plantó cara a Contador hasta el último día y acabó a tan solo 39 segundos. En esta ocasión su lugar de privilegio tras Alberto no corrió peligro. Ni Denis Menchov ni Samuel Sánchez lograron ponerle en aprietos, por lo que tuvieron que conformarse con luchar por el último escalón del podium parisino, que finalmente fue para el ruso.

El podium de 2010: Alberto Contador (Astaná), Andy Schleck (Saxo Bank) y Denis Menchov (Rabobank)

Para muchos este debe ser el año definitivo de Andy. A su favor tiene la preparación de la temporada, totalmente enfocada a ganar la ronda gala; y su capacidad de progresión, sobre todo en contrarreloj. A estas alturas ya nadie pone en duda que el luxemburgués es todo un superclase que habría dominado el Tour en otra época. Que la presencia de Alberto en el pelotón es lo único que hasta ahora le ha separado de estrenar su palmarés en una grande. Podría ser este año.

Ambos han cambiado de maillot. Andy Schleck dejó el Saxo Bank junto a su hermano y Cancellara, entre otros; y Bjarne Riis enseguida se puso manos a la obra para cubrir su baja. ¿Y con quién mejor que con Alberto? El madrileño dejaba Astaná y se convertía en el objetivo de todos los equipos fuertes del pelotón. Al final fue el Saxo Bank, que espera de esta forma proclamarse campeón del Tour tras los dos segundos puestos de Andy.

El resto de batallas

El tercer puesto

Aunque parezca aventurado cerrar la lucha por la victoria final a tan solo dos corredores, lo cierto es que sería una sorpresa mayúscula que la victoria final no fuese para Andy o Alberto. De ser así, la lucha por la tercera plaza volverá a ser otro de los grandes atractivos de la prueba. Aquí el abanico de favoritos se abre un poco más:

Samuel Sánchez: El asturiano se quedó a las puertas del podium en 2010 y espera dar un paso más este año.

Cadel Evans: Uno de los corredores más completos y regulares del pelotón, gran aspirante a la tercera plaza.

Ivan Basso: No ha corrido el Giro, por lo que llega más fresco que otras veces. Podría dar la sorpresa.

Robert Gesink: Le falta ganar algo de continuidad en rondas de tres semanas. Habrá que vigilarle en la montaña.

Jurgen Van Den Broeck: Ya no está tan tapado como el año pasado. Otra rueda a seguir en la montaña.

Bradley Wiggins: Si vuelve a ser el de 2009 habrá que tomarle en serio. Referencia en la crono.

Frank Schleck: Viene a ayudar a su hermano pero no se puede dejar al margen.

Roman Kreuziger: Le falta dar un último paso que le consolide en la élite del pelotón.

Además de estos ocho nombres, aparecen otros ilustres como Levi Leipheimer, Alexandre Vinokurov, Andreas Kloden, Ryder Hesjedal, Chris Horner, Nicolas Roche, David Arroyo o Vladimir Karpets; que si bien no parten como favoritos al podium podrían dar alguna sorpresa.

Las cronos

El suizo Fabian Cancellara será el hombre a batir en la lucha contra el crono

En lo que refiere a la contrarreloj, el favorito es indiscutible: Fabian Cancellara. El hombre a batir del pelotón siempre que salen de uno en uno, es el auténtico dominador de la especialidad en los últimos años. Entre sus rivales -además de los que cuentan para la general como Wiggins o Contador-, destacan David Millar, Tony Martin, David Zabriskie, Richie Porte o Edvald Boasson Hagen.

Los sprints

Mark Cavendish, Tyler Farrar, Alessandro Petacchi y Thor Hushovd son los cuatro sprinters con más nombre del Tour, pero habrá que prestar atención a otros velocistas como André Greipel, Tom Boonen, Gerald Ciolek, Borut Bozic, Mark Renshaw, Bernhard Eisel o los españoles José Joaquín Rojas y Fran Ventoso.

Las demás etapas

Por último falta nombrar a aquellos corredores que serán los encargados de animar la carrera en las jornadas de transición, y que buscarán triunfos de etapa. Philipp Gilbert, Luis Leon Sánchez, Sylvain Chavanel y David Moncoutié son cuatro de los ciclistas que siempre se dejan ver. Pero tampoco conviene olvidar a muchos otros como Jens Voigt, Egoi Martínez, Carlos Barredo, Janez Brajkovic, Vasil Kiryienka, Joan Antoni Flecha, Rigoberto Urán, Sandy Casar, Damiano Cunego, Thomas Voeckler, Aleksandr Kolobnev o Romain Feillu.

Por último, destacar un dato histórico. Por primera vez en la historia, un ciclista de color tomará la salida en la ronda gala. Su nombre es Yohann Gené.

Anuncios

Van ya más de dos meses y nadie abre la boca. Se pasan la pelota de unos a otros y nadie se inclina por una cosa u otra. La UCI y la AMA han utilizado a Alberto para ahondar en sus rencillas, y ahora la Federación Española guarda un silencio sepulcral. Contador pidió en su día una resolución rápida, y de momento sólo le salta el contestador. Cada vez con una voz diferente, pero con el mensaje repetido.

Y no es serio. No lo sería en cualquier deporte, pero muchísimo menos en uno como el ciclismo, que trata desde hace años de huir de las trampas que él mismo se puso en las décadas anteriores. Pero de un tiempo hacia aquí las cosas no se hacían mal del todo. Se perseguía a los tramposos y se les sancionaba en cuanto eran pillados, algo que denota a las claras que ningún organismo crea en la culpabilidad de Contador. O si lo creen no están nada seguros, ya que si no la sanción hubiera sido inminente. Y es que hay veces  que demostrar la culpabilidad es difícil, pero demostrar la inocencia es imposible.

Alberto Contador sigue aguardando la resolución de su positivo por clembuterol

Y en esas está Alberto. El otro día en Teledeporte manifestaba que no cree que haya posibilidad de que le acaben sancionando, y lo más impactante,  que si hay una sanción larga es posible que cuelgue la bicicleta, lo cual si que sería una verdadera lástima -incluso aunque se hubiese dopado-. Estos fueron los titulares de los que se hicieron eco los medios, pero durante la entrevista el de Pînto soltó alguna perla más, como que ahora ocupa más sitio en los propios medios de lo que lo hacía ganando los Tours. Y aquellos que seguimos el ciclismo sabemos que es una gran verdad, ya que antes el ciclismo era un deporte menor en las páginas deportivas, mientras que ahora el nombre de Contador sale tan arriba en los medios virtuales como el de Rafa Nadal o el de Fernando Alonso. En definitiva, Contador ahora si es noticia, lo cual es muy triste.

Y sin embargo no es noticia que Joaquím Rodríguez, “Purito;” haya acabado el año en la primera posición del ranking. Una pequeña esquinita mal redactada en los breves y se pasa a otra cosa, como un seguimiento completo de las ruedas de prensa de José Mourinho y Pep Guardiola. Pero un periodista escucha la palabra “dopaje” y de repente todos los micros están en ON, lo cual también es triste. Eso si, nadie se escandaliza por los irrisorios controles que se pasan en casi todos los demás deportes, cuya exigencia es mínima en comparación con una vuelta de tres semanas pedaleando 200 kilómetros al día. Pero lo de verse las etapas y hacer crónicas trabajadas no se lleva. No vende y no cabe en los medios.

Purito Rodríguez acaba el mejor año de su carrera como número uno de la UCI, pero eso no vende

Soluciones para el dopaje no hay muchas, pero se podría empezar por reducir un poco las etapas, o hacer Tours, Vueltas y Giros de 15 días, además de liberar un poco el calendario. La otra opción es permitir ciertas sustancias, pero en teoría se atentaría contra el espíritu deportivo. Y en esas estamos, porque mientras no se haga nada no cambiará nada. Lo dijo Edmund Burke hace más de un par de siglos: “Para que triunfe el mal sólo es necesario que los hombres buenos no hagan nada”. Si lo aplicamos al terreno de la bici nos daremos cuenta de que actualizar los laboratorios de detección hasta el infinito no es el camino, porque supondrá un viaje en paralelo a los avances que se hagan en los laboratorios de tramposos, sólo que un tiempo detrás. Se hallarán nuevas sustancias invisibles y se las meterán todos. Para cuando empiecen a pillar a los primeros esas sustancias estarán casi obsoletas, con lo que jamás se saldría de esa espiral de doping y de controles.

Por eso hay que hacer algo para que el ciclismo no muera. Porque aunque no lo parezca somos muchos los que pasamos horas en el sofá viendo a super-hombres dando bocanadas hasta la extenuación en pendientes que es difícil subir en coche. No sólo Alberto Contador, también Andy Schleck. Y un poco más atrás, los Denis Menchov, Vincenzo Nibali, Ezequiel Mosquera, Samuel Sánchez, Robert Gesink, Cadel Evans, el propio Purito o incluso Alejandro Valverde. Y como no asistir a las exhibiciones contra el reloj de Fabian Cancellara, u otros como el mítico David Millar, Gustav Larsson, Bradley Wiggins, Michael Rogers o Tony Martin. O ver a todo el Columbia llevando a Mark Cavendish a la victoria, luchando con nombres como Alessandro Petacchi, Thor Hushovd, Tyler Farrar, Óscar Freire o André Greipel. Y qué decir de las locuras de escapadas de los David Moncoutie, Sylvain Chavanel o Philipp Gilbert. Son tantas cosas, tantos juegos en un sólo deporte, que se hace difícil pensar en su final si de verdad eres fan. Y me dejo muchísimos nombres en cada una de las listas, además de grandes gregarios como el incombustible Íñigo Cuesta, que salió con el dorsal número 1 en su decimoséptima participación en la Vuelta a España.

Íñigo Cuesta, con 41 años y 17 participaciones en la Vuelta a España, todo un ejemplo para el mundo del ciclismo

Hay que arreglarlo como sea, y empezando por el que ha sido su máximo exponente a lo largo del último lustro: señores de la Federación Española, a la atención de quien corresponda: Para bien o para mal, solucionen el caso Contador.