Archivos de la categoría ‘Fútbol’

España se proclamó Campeona de Europa sub 21 tras la victoria ante Suiza por dos a cero.

Había mucha expectación en torno a esta generación, la que debe encargarse de continuar la racha triunfal de la absoluta. La selección que comanda Vicente Del Bosque es a la par un maravilloso espejo donde mirarse y una tremenda responsabilidad. Los de Luis Milla han asumido el fútbol de toque como suyo y gozaban de una plantilla para aspirar a todo.

España partía como máxima favorita y no ha defraudado. La victoria ante Suiza con golazos de Ander Herrera –que cabeceó desde segunda línea un pase maravilloso de Didac Vilá- y de Thiago Alcántara –con un saque rápido de falta desde 40 metros que se coló por la escuadra- confirmó los pronósticos y puso la guinda a la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012; donde el fútbol español retornará tras perderse las dos últimas ediciones.

Thiago celebra con De Gea el segundo gol de España que sentenciaba la final

Tras diversas probaturas en el principio del campeonato, Milla dio con la tecla y conjuntó un once que los aficionados ya se han aprendido de carrerilla. De Gea bajo palos, Botía y Domínguez en el eje de la zaga con Montoya y Vilá en las bandas. Javi Martínez como guardián del centro del campo con el cuarteto de jugones por delante –Thiago, Ander, Mata y Muniaín-. En punta Adrián, que ha recuperado la confianza –y de qué manera- y se ha hecho con solvencia con la Bota de Oro del torneo con cinco dianas.

Pero si el once inicial habla a las claras del nivel español, la calidad de los suplentes no se queda atrás: hombres como Bojan, Parejo, Azpilicueta, Jeffren, Capel, San José, Víctor Ruiz o Nsue. Todos ellos jugando en la élite y muchos como titulares indiscutibles en sus respectivos equipos.

La mitad de ellos no sabe donde jugará el año que viene. Bojan suena para la Roma, parece que De Gea marchará rumbo a Old Trafford, el Barça ha recuperado el interés por Mata, también sonó José Ángel, Jeffren podría entrar en alguna operación… Constantes dimes y diretes que otorgan más mérito si cabe al logro realizado. Han demostrado con creces que son capaces de abstraerse de todo eso y dedicarse a jugar. Y jugar es lo que mejor hacen.

David De Gea, el muro de la Rojita, suena con fuerza para la portería del United

La andadura empezó con ciertas dudas ante Inglaterra, donde la superioridad en el juego no se manifestó en el marcador; que finalmente registró un empate a uno tras igualar al final Danny Welbeck el gol inicial de Ander Herrera. Pero ahí se acabaron las concesiones: 0-2 ante la República Checa con doblete de Adrián y 0-3 ante Ucrania con dos de Mata y uno de Adrián.

Y como no había cuartos de final, el sufrimiento tuvo que llegar en semifinales. Bielorrusia tuvo contra las cuerdas a la Rojita tras el gol de Andrei Voronkov, hasta que Adrián marcó el gol que forzaba la prórroga en el minuto 89 y hacia justicia. En el añadido España no dio opción y Adrián puso el 2-1 en el 105. Un trallazo de Jeffren en el 113 rubricaba la victoria, que suponía la presencia en Londres de forma definitiva. La final contra Suiza fue una fiesta, con los goles de Ander y Thiago; que además fue nombrado MVP de la final.

Los premiados: Adrián (Bota de Oro y Mejor Jugador), Thiago (MVP de la final) y Mata (máximo asistente)

España copó los premios del torneo, con Adrián como Bota de Oro y Mejor Jugador y con Mata como máximo asistente. Por si fuera poco, en todos los partidos el MVP fue español: Thiago y Adrián en dos ocasiones cada uno y Mata en el restante.

Una vez más nuestro fútbol ha vuelto a dar una lección. Empezando por Mata y Javi Martínez, tan ilusionados por hacerse con este trofeo como hace un año cuando ganaron el mundial con la absoluta –Busquets también se ofreció pero Del Bosque se negó-. Y con jugadores como Thiago, De Gea, Muniaín, Ander Herrera, Botía… llamados a ser superestrellas del balompié en los próximos años. Deberán unirse a los Piqué, Fabregas, Silva, Pedro, Iniesta… para seguir llevando a la selección hacia grandes cotas. El relevo está asegurado.

Los jugadores celebran el Europeo sub 21, que se suma al Mundial y la Eurocopa logrados por la absoluta

Sólo cuatro jugadores disputaron todos los minutos del torneo –De Gea, Vilá, Botía y Thiago-Pero aunque hubo varios nombres que destacaron, es de justicia acordarse de cada uno de los 23 de Milla.

Los números de nuestros campeones de Europa son estos:

Ahora toca disfrutar del nuevo éxito y empezar a preparar los Juegos de Londres, donde no puede haber otro objetivo que no sea el oro.

Anuncios

Eric Abidal levantando la Champions League 2011, la cuarta en la historia del Fútbol Club Barcelona

El Barcelona volvía al mítico estadio de Wembley, aquel en el que Ronald Koeman destrozó para siempre el gafe culé en la máxima competición continental. Y de nuevo volvía para jugar una final de Champions. Ha llovido mucho desde aquella final en la que el trallazo del holandés superó a Gianluca Pagliuca y llevó la primera “orejuda” a las vitrinas del Barça, haciendo justicia para uno de los clubes más grandes de Europa que se había quedado a las puertas del éxito en dos ocasiones: en el 61 ante el Benfica y en el 86 ante el sorprendente Steaua de Bucarest.

Diecinueve años después la catedral del fútbol inglés ha vuelto a ser un estadio talismán para los azulgranas. Esta vez no era la Sampdoria, sino un equipo inglés como el Manchester United, que además venía de ganar la Premier ante rivales multimillonarios como Chelsea o Manchester City. Se repetía así la final de hace dos años en Roma, y el guión no cambió demasiado: tímido dominio de los ingleses en los diez primeros minutos de partidos, y a partir de ahí monólogo ofensivo del Barça. Xavi, Iniesta y Messi se hicieron con la pelota y los “red devils” no pudieron más que correr detrás.

Pedro abrió el marcador al filo de la media hora tras un exquisito pase de Xavi, pero siete minutos después Rooney y Giggs -en ajustado fuera de juego- consiguieron asociarse en el área y el 10 del United ponía las tablas en el marcador. A los de Pep les tocaba empezar de cero, pero las sensaciones generales eran muy positivas pese a marcharse a los vestuarios con empate a uno. Dichas sensaciones quedaron claramente confirmadas en la segunda parte, donde cuando más trabado estaba el partido apareció la figura de Leo Messi para inventarse un disparo seco desde fuera del área que batió por bajo a Van der Sar. Completó la victoria David Villa con un golazo por toda la escuadra y también desde fuera del área, pese a la oposición de los defensas ingleses.

FICHA DEL PARTIDO

A partir del 3-1 el Barça se dedicó a controlar el partido y a esperar al pitido final que les confirmase como Campeones de Europa por cuarta vez en su historia. Primero fue Londres con el gol de Koeman ante la Sampdoria, más tarde vendría París con los goles de Samuel Eto’o y Juliano Belletti con sendas asistencias magistrales de Henrik Larsson ante el Arsenal. En 2009 Roma, donde Eto’o y Messi fulminaron al Manchester. Y otra vez Wembley, donde la delantera MVP -Messi, Villa, Pedro- se mostró imparable y dejaron a los de sir Álex Ferguson de nuevo a las puertas del título.

Un título que habría sido el cuarto para cualquiera de los dos equipos. Pero fue para el Barça, que de esta forma se cuela definitivamente entre los grandes clubes europeos; ya sólo superado por el Real Madrid con nueve copas, el AC Milán con siete y el Liverpool con cinco. E igualando con otros dos equipos míticos de la competición: el Ajax de Amsterdam y el Bayern de Munich. Con tres trofeos quedan ahora el Inter y el Manchester.

Una victoria que supone la confirmación de un ciclo europeo como ha habido pocos en la Copa de Europa. El Madrid de Alfredo Di Stefano, el Bayern de Franz Beckenbauer, el Ajax de Johan Cruyff, el Milán de Arrigo Sacchi… y ahora, el Barça de Pep Guardiola -sin olvidar que Frank Rijkaard estaba a los mandos en Roma-. Los culés han conquistado tres títulos en seis ediciones y con Pep en el banquillo dos de tres, unos números muy difíciles de repetir. Pero en lo que (casi) todos coinciden en reconocer es la excelencia que ha demostrado en su juego el club catalán desde la llegada de Guardiola. Un juego de posición puro que empieza en Valdés y tiene a Xavi e Iniesta como principales exponentes, una búsqueda incesante de la portería contraria -permitiendo rápidas recuperaciones en caso de pérdida- y una figura sobresaliente como Leo Messi, que sigue con su particular escalada hacia el trono de mejor futbolista de la historia.

El argentino Leo Messi volvió a marcar en una final de Champions y fue nombrado "Man of the Match"

El partido de Messi fue antológico, no sólo por el gol. Arrancó con peligro en incontables ocasiones y buscó constantemente compañeros bien situados tras atraer a los rivales, participando así en prácticamente todas las acciones de peligro de los culés, que no fueron pocas. No había duda de que iba a ser nombrado como el jugador del partido, y tampoco parece haber duda de que será el mejor jugador y mejor delantero de la Champions. Lo que si es ya es pichichi por tercer año seguido, y este año lo ha hecho igualando el récord de 12 goles que ostentaba Ruud Van Nistelrooy desde 2003.

Suma ya 37 goles en la competición continental, situándose como noveno máximo goleador de la historia de la Copa de Europa (séptimo en Liga de Campeones); y todo hace pensar que acabará reinando en la clasificación dentro de unos años. Con todos estos datos, es el gran favorito a llevarse el Balón de Oro a final de año, lo que supondría su tercero consecutivo. Si lo logra sería un hito con un precedente único: el de Michel Platini en 1983, 1984 y 1985.

Pep Guardiola es manteado por sus jugadores tras ganar su segunda Champions en tres temporadas

Más allá de Messi, el palmarés de una gran parte de la plantilla culé es más que envidiable, empezando por el míster. En los tres años que lleva siendo entrenador del primer equipo ha conquistado tres Ligas, dos Champions, una Copa del Rey, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa y dos Supercopas de España; a los que hay que sumar los 16 títulos que consiguió como jugador, entre los que destaca la primera Copa de Europa de la historia del club. Por todo ello no es de extrañar que el de Sentpedor sea el entrenador más de moda en el mundo del fútbol, ni que los grandes de Europa estén esperando a que decida abandonar la disciplina barcelonista. No es ningún secreto que la idea de entrenar en la Serie A le resulta seductora, pero en Can Barça pueden estar tranquilos durante un año más. Precisamente el año en el que puede igualar las cuatro ligas seguidas del “Dream Team” de Johan Cruyff.

Por lo que respecta a los jugadores, son cinco los que han sobrevivido del equipo de 2006 que ganó en París; y que por tanto cuentan en su haber con tres Champions ganadas en cinco años como blaugranas. Como no podía ser de otra forma, los cinco son producto de la inagotable Masía: Víctor Valdés, Carles Puyol, Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Leo Messi. Aún más espectacular resulta el caso de Gerard Piqué, quien a sus 24 años ha conquistado tres Champions en cuatro ediciones y con dos equipos distintos, la de 2008 con el Manchester y las de 2009 y 2011 con el Barcelona.

Piqué ha ganado tres Champions (una con el Manchester y dos con el Barça) en las últimas cuatro ediciones

Pero de todos ellos hay tres cuyo palmarés en el último lustro se escapa a los límites de los insospechado. Puyol, Xavi e Iniesta han completado una última media década de ensueño, llevando tanto al Barcelona como a la Selección a las cotas más altas de su historia. Si cogemos esta temporada y las seis anteriores la lista de trofeos colectivos es amplia, y en todos ellos gozaron de roles importantes. 17 títulos en 7 temporadas, se dice pronto:

* En mayúsculas los títulos ganados con la Selección Española:

2005: Liga y Copa del Rey

2006: Liga, Champions League y Supercopa de España.

2007: (ninguno)

2008: EUROCOPA.

2009: Liga, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes.

2010: Liga, Supercopa de España y MUNDIAL.

2011: Liga y Champions League.

Para terminar, un par de detalles que demuestran claramente la cohesión que reina en el vestuario culé. Cuando Carles Puyol saltó al campo a pocos minutos del final, Xavi se fue a Mascherano para que le llevase el brazalete al Gran Capitán. Pero a éste tampoco le duró mucho, ya que el gran gesto de la noche vino cuando los blaugranas iban a recibir el trofeo en sus manos. Puyol le colocó el brazalete a Eric Abidal y le cedió el enorme honor de ser el primero en levantar la copa. Horas después en Twitter dijo que “las cosas se hacen desde el corazón. Abi se merecía más que nadie levantar la copa”. Además mostró una camiseta en apoyo a Miki Roqué.

En definitiva, el Barcelona se ha convertido en un modelo a seguir tanto dentro del campo como a nivel humano.

Como cada año ya han pasado 38 jornadas. Parece que fue antes de ayer cuando Iker levantó el título con el que soñaban todos los españoles: el mundial de Sudáfrica. Sin embargo, ha pasado casi un año. Y ha dado para mucho.

Real Madrid, Valencia y Villarreal acompañarán al Barça en la Champions League

La pelea entre Madrid y Barça, finalmente resuelta por los de Guardiola a falta de tres jornadas para el final. La Doble V de la Comunidad Valenciana –Valencia y Villarreal- completando las plazas de Champions; con los chés como los campeones morales de “la otra liga” y los amarillos clasificándose con solvencia para la previa de Champions.

Por detrás, la Europa League –consuelo menor para unos y gran premio para otros- tendrá como participantes españoles al Sevilla, el Athletic de Bilbao y el Atlético Madrid; que han pugnado hasta el último minuto por evitar la previa. Finalmente serán los colchoneros los que perderán días de vacaciones si quieren pasear la bandera rojiblanca por el viejo continente.

Sevilla, Athletic y Atlético serán los representantes españoles en la UEFA Europa League

A partir de ahí –y con la única excepción del Espanyol, finalmente octavo-; no ha habido un equipo que no haya coqueteado con el descenso en algún momento de la segunda vuelta. Desde las remontadas de Racing, Levante y Málaga hasta el desvanecimiento final del Mallorca de Laudrup –que por poco acaba en descenso-; las aficiones de doce equipos han visto a los suyos camino de Segunda en algún momento u otro.

El Almería no levantó cabeza tras la destitución de Juanma Lillo y fue el primero en comprar el billete, tras una segunda vuelta para olvidar. Después de cuatro temporadas compitiendo con los mejores los andaluces vuelven a la categoría de plata. El Hércules pagó cara su irregularidad y también firmó el descenso de forma anticipada. Sólo un año ha durado el sueño alicantino, como ya pasó en su anterior ascenso en la 96-97.

Quedaba sólo una plaza por adjudicar, y seis equipos llegaban a la última jornada sin los deberes hechos; pero todos dependiendo de si mismos –con el duelo directo entre Real Sociedad y Getafe-. Mallorca, Osasuna, Deportivo y Zaragoza eran los otros cuatro involucrados.

Navarros y maños cumplieron su cometido y se evitaron sustos ganando sus compromisos, mientras la Real y el Geta acababan dando por bueno un empate. Sólo fallaron el Mallorca –que después de un desastroso final de campaña se pasó el último partido a un gol del abismo-; y el Depor, que perdió ante el Valencia con un gol de Aduriz y un César estelar y veía consumarse el descenso tras 20 temporadas consecutivas en la élite.

Finalmente fue el Depor el que acompañará a Hércules y Almería en Segunda

En lo que a premios individuales se refiere, el portugués Cristiano Ronaldo se hizo por primera vez con el trofeo de máximo goleador.

El portero menos goleado fue por tercera temporada consecutiva el blaugrana Víctor Valdés, que ya suma cuatro trofeos Zamora -a uno del récord histórico-.

Así pues, sabiendo que Depor, Hércules y Almería eran ya equipos de plata; faltaba saber cuáles serían los tres que ocuparían sus plazas en Primera. El Betis rubricó una gran temporada y fue el primero en celebrar el ascenso; y el Rayo Vallecano certificaba también su vuelta con los grandes ocho años después, tras pasar cuatro en Segunda y otras cuatro en Segunda B. Los franjirrojos consiguieron abstraerse de los problemas internos –muchos jugadores pasaron meses sin cobrar-, y dieron una lección de compromiso para cumplir los sueños de la fiel parroquia rayista.

Verdiblancos y franjirrojos celebraron con antelación su ascenso a Primera

Todavía queda por adjudicar una plaza, que disputarán en playoff los clasificados del tercero al sexto –o al séptimo si acaba por medio el Barça B-. Los cuatro candidatos serán Granada, Elche, Celta y Valladolid.

Pero todo eso será cosa de la temporada que viene. Ahora es tiempo de homenajear a los 20 equipos que han tomado parte el campeonato liguero este año, señalando a sus principales cracks. Para hacer igualitario el reparto de jugadores, los destacados serán 5 para el campeón, 4 para los clasificados para Champions, 3 para los de Europa League, 2 para los puestos del 8º al 17º y uno para los descendidos:

FÚTBOL CLUB BARCELONA

El “Pep Team” ha conseguido enlazar su tercera liga consecutiva y parece seguir empeñado en marcar una época en el torneo doméstico. Ha vuelto a vencer y ha vuelto a convencer, imponiéndose con solvencia a un rival tan rocoso como el Real Madrid; que nuevamente le ha forzado a superar la barrera de los 90 puntos para hacerse con el título.

Los cracks: Destacar a cinco hombres del conjunto de Guardiola parece difícil, teniendo en cuenta la importancia del conjunto que preside el estilo blaugrana. Aún así, y buscando cierta equidad entre todas las zonas del campo, se quedan fuera muchos jugadores que han cuajado una gran temporada como Piqué, Alves, Mascherano, Pedro o Villa. Los cinco escogidos son los siguientes:

Víctor Valdés: Ha vuelto a ser el auténtico muro culé, y con sólo 16 goles encajados en 32 partidos se ha hecho con su cuarto trofeo Zamora –a uno del récord histórico-, y con un gol recibido cada dos partidos ha terminado con uno de los mejores promedios de la historia de la competición.

Eric Abidal: El mejor defensor del Barça hasta que causó baja por enfermedad. Inició la temporada mostrando gran nivel en la banda izquierda y jugó incluso mejor cuando se requirió su presencia en el eje de la zaga. Ahora trata de recuperarse para poder estar en Wembley.

Xavi Hernández: El cerebro blaugrana volvió a sentar cátedra cada domingo con sus pases milimétricos y su visión de juego. Es la prolongación de Pep sobre el césped y se le ha echado mucho de menos cuando no ha podido jugar. Un canto al fútbol.

Andrés Iniesta: El de Fuentealbilla ha vuelto a cuajar una temporada espectacular tras un año irregular. A su habitual capacidad de creación y su facilidad para el desborde, este año ha visto puerta con mayor asiduidad, convirtiéndose en el cuarto goleador del equipo en liga con ocho tantos.

Leo Messi: El mejor jugador del mundo ha vuelto a demostrar por qué lo es. Segundo máximo goleador y máximo asistente, ha vuelto a ser completamente decisivo en el título liguero. Por si fuera poco, es el virtual máximo anotador en Champions por tercer año consecutivo. La “Pulga” va camino de convertirse en el mejor jugador de la historia –algo que ha reconocido el propio Diego Armando Maradona-.

REAL MADRID

Notable temporada de los blancos, que pese a quedarse sin el título liguero por tercera vez consecutiva, han conseguido el título de Copa y han roto el maleficio de los octavos de final en Champions. La nueva galaxia de Florentino ha conseguido ilusionar a la afición y Mourinho ya está perfilando la plantilla que intentará destronar al Barça en 2012.

Los cracks: Tampoco es nada fácil quedarse con cuatro jugadores del cuadro merengue, lo cual queda demostrado al quedarse fuera de la lista gente como Marcelo, Xabi Alonso, Benzema o Di María, que han rendido a un gran nivel. Pero la verdad es que el Madrid ha tenido este año un jugador claramente destacado en cada línea:

Iker Casillas: El mostoleño se ha reencontrado con su mejor versión tras una mediocre temporada 2009-10. Y el mundial tuvo algo que ver, ya que después de un inicio dubitativo, apareció el Iker de las grandes ocasiones y acabó siendo pieza vital en la victoria española. El capitán supo dar continuidad a su buen estado de forma y ha cuajado una temporada brillante.

Ricardo Carvalho: La inteligencia personificada en la línea defensiva. El portugués vino a dar solidez a una irregular defensa y se ha convertido en el jefe de la misma. Mourinho pidió expresamente su fichaje y su compatriota no le ha decepcionado. Los blancos le echaron mucho de menos en la ida de las semis de Champions que se perdió por sanción.

Mesut Özil: Probablemente el mejor fichaje de la temporada –con permiso de Chicharito en el United-. Sin lugar a dudas el jugador más talentoso que ha vestido la camiseta blanca desde Zinedine Zidane. Todavía le falta cierta continuidad en su juego –algo que a Guti le persiguió siempre-, pero tiene un futuro impresionante.

Cristiano Ronaldo: El flamante Pichichi y Bota de Oro –con 40 goles, 41 para Marca- ha cuajado la mejor temporada de su vida a título individual. Su gran momento fue la final de Copa, cuando batió a Pinto con un cabezazo en la prórroga que devolvía el trofeo a las vitrinas del club 18 años después.

VALENCIA

Los de Unai Emery pronto se consolidaron como la alternativa a la dualidad reinante en nuestro fútbol, pero no pudieron seguir de Barça y Madrid. No obstante, su tercer puesto apenas peligró a lo largo del año, por lo que al año que viene volverán a Champions con el objetivo de pasar de octavos, donde cayeron eliminados ante el Schalke 04.

Los cracks: Aunque nombres como Vicente Guaita, Ricardo Costa, Joaquín o el “Tino” Costa han brillado con luz propia, los cuatro seleccionados son los siguientes:

Jeremy Mathieu: El francés ha vuelto a ser el dueño del costado izquierdo de Mestalla, tanto por su seguridad defensiva como por sus constantes apariciones en ataque, donde se hinchó a surtir de centros a los delanteros valencianistas.

Juan Mata: Tras la marcha de Silva y Villa, el burgalés se quedó como el gran referente del equipo y supo responder a la perfección. Su gran movilidad por detrás de los puntas y su facilidad para caer hacia ambas bandas han traído de cabeza a las defensas rivales durante todo el año.

Aritz Aduriz: Tras Burgos, Valladolid, Athletic y Mallorca; Aritz desembocaba en el Turia con ganas de agradar en el gran desafío de su carrera. Enseguida consiguió meterse a la afición en el bolsillo con su incansable trabajo y su juego de espaldas. En definitiva, es el jugador que cualquier nueve puro querría tener a su lado en ataque.

Roberto Soldado: Tras un inicio de campaña titubeante, empezó a ver puerta cada vez con mayor facilidad hasta convertirse en el máximo goleador del equipo tanto en Liga como en Champions. Entre él, Mata y Aduriz suman más de la mitad de los goles totales del equipo en la competición liguera.

VILLARREAL

El submarino amarillo ha vuelto a completar una temporada fantástica con Juan Carlos Garrido a los mandos, y si superan la fase previa el año que viene volverán a Champions. Aunque no pudieron con el Valencia en el tramo final, su cuarta plaza nunca corrió un peligro real. Su apuesta por la cantera y el fútbol de toque se está mostrando sólida, y cuentan con una buena base para hacer un buen 2012, tanto en liga como en Europa.

Los cracks: Que jugadores como Joan Capdevila, Santi Cazorla, Matteo Mussachio o Cani queden fuera de la lista da una idea del nivel global de los de Castellón, sobre todo en la parcela ofensiva. Los cuatro destacados son:

Bruno Soriano: El mediocentro, producto de la gran cantera amarilla, ha seguido quemando fases en su crecimiento; y tras quitarle el puesto a todo un Marcos Senna, se ha consolidado como el líder del mediocentro de los de Garrido. Ya debutó con la Roja en el amistoso contra México del pasado verano, ha sido llamado para otras dos convocatorias.

Borja Valero: El gran talento de la Fábrica Blanca desde que surgió Guti. Su periplo en Inglaterra le hizo crecer aún más como futbolista y ya se le disputan los grandes de Europa. Si finalmente se queda, será una pieza clave para afrontar con garantías la vuelta del submarino a la máxima competición continental.

Giuseppe Rossi: Máximo goleador del equipo con 18 goles, ha pulverizado todos sus registros anotadores de las temporadas anteriores. Se ha ratificado como uno de los delanteros jóvenes más prometedores del mundo, y parece que al año que viene vestirá de azulgrana –lo que puede provocar el desembarco de Bojan en Villarreal-.

Nilmar Honorato da Silva: El punta brasileño ha mantenido el tono de su excelente campaña anterior y ha vuelto a demostrar porque lleva más de una veintena de internacionalidades con la canarinha. Aunque tras volver de la lesión no ha conseguido apenas reencontrarse con el gol, su primera mitad de año fue soberbia, y ha acabado la liga con 11 dianas.

SEVILLA

Temporada demasiado irregular para los de Nervión, con la polémica de Luis Fabiano como gran lunar a la temporada. Iniciaban el año como claros candidatos a luchar por el tercer puesto pero al final los de Gregorio Manzano –que sustituyó a Antonio Álvarez al inicio de temporada-, se han visto forzados a no fallar para conservar la quinta plaza. Los momentos emotivos de la temporada fueron la vuelta de Sergio Sánchez a los campos de fútbol y la calurosa despedida del Sánchez Pizjuán al malí Frederic Kanouté.

Los cracks: Con 61 goles recibidos cuesta mucho destacar a alguien de la defensa sevillista, por lo que los tres nombres seleccionados son de carácter ofensivo. Incluso así quedan fuera del tintero gente como Javi Varas, Didier Zokora o el chileno Gary Medel. Pero tres jugadores han sido vitales en el conjunto andaluz:

Ivan Rakitic: El croata llegó en invierno pero le cambió la cara al Sevilla, afirmándose como uno de los mejores refuerzos de dicho mercado junto al racinguista Dos Santos y al costasoleño Baptista. Casi regalado por el Schalke –que en Junio no hubiera visto un duro-, se le puede considerar uno de los negocios más rentables del año en el mundo del fútbol.

Diego Perotti: Pese a que no ha sido su mejor temporada, ha vuelto a dejar claro que es uno de los mejores extremos puros del panorama internacional. Titular indiscutible por delante de Jesús Navas y Diego Capel, el argentino debe ser uno de los líderes del Sevilla 2012 que luchará por volver a Champions.

Álvaro Negredo: El delantero español más en forma del momento ha terminado por despejar todas las dudas que provocó en su llegada al Pizjuán, y este año si que ha sido el gran referente ofensivo de los suyos. Acaba la temporada con 20 goles superando por uno su mejor cifra, lograda hace dos años con el Almería; y sólo por detrás de Messi y Cristiano.

ATHLETIC BILBAO

La gran temporada de los de Joaquín Caparrós ha dado lugar al fruto de la Europa League, con un sexto puesto final que devolverá los partidos internacionales a La Catedral. Con una plantilla cada vez más rejuvenecida y con Lezama produciendo talentos a gran velocidad, los bilbaínos sueñan con volver a los lugares de privilegio que les han sido particularmente esquivos en los últimos tiempos.

Los cracks: Aunque prácticamente toda la plantilla ha rendido a un grandísimo nivel, con nuevos talentos surgiendo de la cantera como Ekiza, Aurtenetxe o Iturraspe; y otros ya más consolidados como Mikel San José o Iker Muniaín, los más destacados son uno por línea. Queda fuera también Gorka Iraizoz pese a haber realizado una gran temporada.

Andoni Iraola: Junto a Dani Alves el mejor lateral derecho de la Liga, lo cual ya es mucho decir. Su facilidad para leer los partidos logran evitarle muchos disgustos defensivos, pero sus grandes virtudes aparecen en su faceta de carrilero. Como cada año ha avasallado a los defensas contrarios a base de centros precisos, siendo de nuevo el mejor aliado de Llorente.

Javi Martínez: Ha encontrado en el joven Iturraspe el socio ideal para la línea medular. Ha demostrado porque fue campeón del mundo con la Roja pese a ser todavía seleccionable para la sub-21. Hace coberturas, anticipa, recupera, distribuye, crea, llega en segunda línea y marca goles. Un todocampista de la nueva escuela.

Fernando Llorente: Un año más ha vuelto a ser el león que más ha rugido, concretamente hasta en 18 ocasiones. Y muchos de ellos de vital importancia. Ha encontrado en Gaizka Toquero y en Iker Muniaín dos buenos complementos en el área, mientras Iraola y David López le suministran por alto. Media Europa suspira por él, será difícil poder retenerle.

ATLÉTICO MADRID

Los de Quiqué Sánchez Flores no han conseguido encontrar continuidad tras el gran final de campaña anterior, y cuando empezaron a carburar a mitad de liga surgió el “caso Forlán”. La peor temporada del uruguayo -8 goles en 32 partidos- ha contrastado con la mejor del “Kun” Agüero, que va camino de convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, si es que no lo es ya. Como cada año se especula con su marcha, y si al final se consuman su baja y la de De Gea, el año que viene puede ser muy duro a orillas del Manzanares.

Los cracks: Pese a que Filipe Luis finalmente ha conquistado la banda derecha del Calderón; Koke y Mario Suárez le han dado otro aire al centro del campo, y Reyes ha vuelto a mostrar por momentos lo gran jugador que puede ser, sólo caben tres:

David De Gea: Todavía no ha cumplido los 21 y sir Álex Ferguson ya ha expresado en reiteradas ocasiones su deseo de hacer del manchego el sustituto de Edwin Van der Sar en Old Trafford, por lo que hay poco más que decir. Sin duda el máximo exponente de la gran cantera de porteros rojiblanca, es el claro candidato a suceder a Iker en la Roja del futuro.

Tiago Mendes: Hasta que Quique no empezó a contar con Mario y Koke, el portugués era el único encargado de dar cierta unidad al equipo en el mediocampo, algo que no lograban ni Raúl García ni Paulo Assunçao ni Elías Mendes. Su experiencia ha sido vital para sacar adelante partidos y minimizar los daños en otros.

Sergio “Kun” Agüero: Sin lugar a dudas, el mejor jugador de la Liga que no milita en uno de los dos grandes. No en vano se le ha relacionado con ambos en numerosas ocasiones –además de con los grandes clubes de Inglaterra e Italia-. Si el Atlético repetirá en Europa el año que viene es en gran medida gracias al Kun. El Calderón lo sabe y por ello le adora.

ESPANYOL

Mauricio Pochettino y los suyos sorprendieron a propios y extraños tras una asombrosa primera vuelta, donde sumó 34 puntos de los 49 con los que acabó. Las ventas de Víctor Ruíz al Napolés y de Didac Vilá al Milán en el mercado de invierno, junto a la grave lesión de Pablo Osvaldo fueron demasiado hándicap para la plantilla blanquiazul. La segunda vuelta fue para olvidar. Por suerte habían hecho los deberes y se ahorraron sufrimientos, aunque muchos pericos soñaban con la vuelta a Europa. Las lágrimas de Iván De La Peña anunciando su retirada tras dos años de calvario fueron la nota triste al final de campaña.

Los cracks: Pese al buen hacer de gente como el mencionado Víctor Ruiz, Javi Chica, José Callejón o Joan Verdú, o la aparición de nuevas joyas como Álvaro Vázquez; hay que destacar sólo a dos:

Javi Márquez: El mediocentro de 25 años es posiblemente el mejor jugador que haya dado en los últimos tiempos la cantera perica. Además de ser muy bueno tácticamente, sabe cuando no complicarse con el balón y cuando puede buscar el último pase. Por si fuera poco, su tiro de media distancia es cuanto menos notable.

Pablo Daniel Osvaldo: A poca gente se le escapa que si el ariete argentino no se hubiera lesionado el Espanyol estaría en Europa la temporada que viene. Aunque sólo jugó 24 partidos le dio tiempo a meter 13 goles para ser con solvencia el máximo artillero del equipo. No sería descabellado pensar que pueda dar el salto a un club grande.

OSASUNA

Tal es la igualdad de la clase media en la Liga BBVA, que los rojillos llegaron a la última jornada sin la permanencia matemática y al final acabaron novenos en la tabla. Tras destituir a José Antonio Camacho por su pobre rendimiento como visitante, José Luis Mendilibar tomó las riendas y consiguió mantener a los navarros en primera por 11ª temporada consecutiva.

Los cracks: Con los viejos baluartes de los últimos años –Ricardo López, Miguel Flaño, Javad Nekounam, Patxi Puñal-, la irrupción al final de Álvaro Cejudo fichado en invierno desde la UD Las Palmas, y Kike Solá como máximo artillero con 7 tantos; cuesta destacar a dos jugadores por sus individualidades:

Nacho Monreal: El pamplonica sigue siendo la mejor opción de futuro para el lateral izquierdo de la Roja –Capdevila no va a ser eterno-. Sólido en defensa y con gran capacidad para incorporarse al ataque, el Osasuna debería centrarse en sacar el máximo dinero posible por él como ya hicieran con Azpilicueta.

Javier Camuñas: El madrileño es el jugador más talentoso del ataque osasunista, a lo que suma un gran desgaste en la presión que le hace un líder perfecto para un equipo que lucha por la permanencia. Sería un gran refuerzo para su Rayo en su vuelta a Primera.

SPORTING

Manolo Preciado ha vuelto a demostrar que es único en sacar adelante plantillas austeras, y los gijoneses encarrilaron su permanencia con una histórica victoria en el Bernabeú con gol de Miguel De Las Cuevas. Han basado su salvación en su defensa, siendo el tercer equipo menos goleado de la Liga tras Barça y Madrid.

Los cracks: Juan Pablo, Alberto Lora, Jose Ángel -más que probale futuro jugador culé-, Alberto Rivera, David Barral, Miguel De Las Cuevas, Nacho Novo… Cualquiera de ellos podría estar entre los dos mejores del año, pero no todos caben:

Alberto Botía: Titular indiscutible a sus 22 años –tanto en el Sporting como en la “Rojita”-, es uno de los centrales más prometedores del mundo; por lo que no es de extrañar que desde Can Barça cada vez se vea con mejores ojos la posibilidad de ejercer la opción de recompra.

Diego Castro: Ha sido el segundo centrocampista más goleador de la temporada con 9 dianas –sólo superado por el zaragocista Gabi con 10-; y por supuesto máximo artillero de los asturianos. El interior gallego es un fijo para Preciado, al que de nuevo ha devuelto con creces a su técnico la confianza mostrada. Lleva 39 goles en cinco años en el club gijonés.

MÁLAGA

Los costasoleños empezaban la temporada con el descalabro del prometedor técnico portugués Jesualdo Ferreira, pero fueron los auténticos acaparadores del mercado de invierno; y ya con Manuel Pellegrini al frente lograron remontar el vuelo y certificar con solvencia su presencia en Primera una temporada más.

Los cracks: A los clásicos ídolos de La Rosaleda como “Duda”, Eliseu Pereira, Jesús Gámez o Antonio “Apoño”; se unieron los fichajes de invierno como Martín Demichelis, Enzo Maresca, Nacho Camacho o “Willy” Caballero –repescado a última hora tras la enésima lesión de Sergio Asenjo. También tuvo peso la cantera con gente como José Luis Recio o Juanmi Jiménez; pero hubo dos jugadores –uno durante toda la temporada y otro llegado en invierno- que brillaron con luz propia:

Julio Baptista: La “Bestia” fue uno de los fichajes más sonados del mercado invernal y se ha acabado convirtiendo en uno de los más rentables. Nueve goles en tan solo once partidos dan fe del impacto del centrocampista brasileño en el equipo blanquiazul. Si se queda el año que viene será el encargado de liderar un proyecto que tendrá sus miras en Europa.

Salomón Rondón: Tras una buena temporada 2009-10 en Segunda en la Unión Deportiva Las Palmas, el internacional venezolano llegó a Málaga para debutar en la máxima categoría. Venía como apuesta de futuro y se ganó la titularidad a base de goles, convirtiéndose en el máximo anotador del equipo con 14 dianas. Lástima que el apodo de “La Bestia” ya esté cogido.

RACING

Tras coquetear durante toda la primera vuelta con los puestos de descenso, la llegada de Giovani Dos Santos supuso un soplo de aire fresco para los de Marcelino García, que sustituyó a Miguel Ángel Portugal en la 22ª jornada. Los de Santander fueron otro equipo distinto en la segunda vuelta, y consiguieron salvarse sin esperar al último tren.

Los cracks: Aunque Toño Martínez volvió a tener grandes actuaciones bajo palos, la pareja de centrales Henrique Adriano y Marc Torrejón fue indiscutible, y nombres como Gonzalo Colsa, Markus Rosenberg o Kennedy Bakircioglü fueron relevantes en la parcela ofensiva, los dos destacados son los siguientes:

Domingo Cisma: El lateral zurdo ha vuelto a ser un portento por su banda, tanto por seguridad defensiva como por sus frecuentes incorporaciones; creando siempre sensación de peligro. Está en el mejor momento de su carrera y espera ser el dueño de la banda izquierda racinguista durante años.

Giovani Dos Santos: El único refuerzo invernal de los cántabros acabó siendo el revulsivo perfecto para salvar la categoría. Acaba de cumplir 22 años y todo apunta que el Tottenham no querrá desprenderse de él, porque lleva camino de convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. El Barcelona se puede acabar arrepintiendo de haberle traspasado.

ZARAGOZA

Los de Javier Aguirre –que sustituyó a José Aurelio Gay a inicios de temporada- iniciaron la última jornada en puestos de descenso, pero dependiendo de si mismos. Dos goles de Gabi certificaban la permanencia y llevaban la locura a La Romareda, que había visto durante meses a los suyos demasiado cerca del abismo. Estuvieron en descenso desde la jornada 3 hasta la 19, casi todas ellas como colista.

Los cracks: Se quedan fuera de la pareja escogida nombres clave en el conjunto maño como Jiri Jarosik, Leonardo Ponzio y sobre todo Ángel Lafita. Y quedan fuera porque hay dos hombres que han destacado aún más:

Ander Herrera: Con 21 años es una de las grandes promesas de futuro para la Roja. Hace meses que el Athletic se hizo con sus servicios para la temporada que viene, y será el fichaje estelar de los leones. Ha sido indispensable en los planes de ambos entrenadores, sumando 33 partidos jugados con 2 goles anotados.

“Gabi” Fernández: El madrileño ha dejado destellos de calidad a lo largo de toda la temporada y ha sumado 10 tantos –el medio más goleador del año-, incluyendo un doblete de golazos en la última jornada para mantener al Zaragoza en primera un año más. Quizás el incremento de sus registros anotadores pueda deberse a la falta de acierto de los puntas maños, que no han tenido su mejor temporada.

LEVANTE

La confianza demostrada en el joven míster Luis García Plaza fue clave para la holgada salvación del Levante, motivada por una segunda vuelta escandalosa donde los valencianos sumaron 30 puntos –exactamente el doble de los logrados en la Primera-. Extrapolando los resultados de forma virtual, con dos vueltas como la segunda habría sido quinto en la tabla.

Los cracks: Pese a encontrar nombres experimientados en defensa como Javi Venta, Asier Del Horno o Sergio Ballesteros, el mítico Valdo en la medular o el uruguayo Christian Stuani en la delantera como hombres destacados, hay que destacar a dos –aunque hay uno que no ofrece lugar a dudas-. Son los siguientes:

Xavi Torres: El canterano de Villarreal y Barcelona llegó a Levante desde el Málaga para dar solidez en el medio y poder afrontar con garantías el reto de la salvación. Y el alicantino cumplió a la perfección, convirtiéndose en el dueño del centro del campo levantino y siendo titular indiscutible durante toda la temporada.

Felipe Caicedo: El ecuatoriano ha sido la gran sensación de la temporada en el equipo granota, siendo el gran referente ofensivo de los suyos y anotando tantos muy importantes. En total 13 dianas en 27 partidos, números nada desdeñables que le han hecho ganarse el afecto de todo el Ciutat de Valencia.

REAL SOCIEDAD

El equipo de Martín Lasarte ha dejado muy buenas sensaciones en su retorno a la élite, y pese a no certificar su salvación hasta el último momento; su permanencia no ha corrido verdadero peligro. A priori el año que viene su lucha será la misma, pero el sueño de Europa no es tan lejano.

Los cracks: No son pocos los jugadores que han dejado buen sabor de boca en la plantilla donostiarra. Claudio Bravo lo ha jugado todo en la portería, Mikel González y Alberto De la Bella han sido claves en defensa, mientras que Diego Rivas, David Zurutuza y Mikel Aranburu completaban una gran labor en el centro del campo. Pero dos jugadores se han mostrado un escalón por encima del resto:

Xabi Prieto: Viéndole jugar este año daba pena pensar que un jugador de tan increíble talento haya pasado tres años en segunda. Xabi es la prueba de que aún quedan futbolistas fieles a unos colores, de esos que si no fueran futbolistas serían un aficionado más. Elegante como pocos, a sus 27 años parece haber alcanzado la madurez suficiente para vestir la Roja.

Antoine Griezmann: El francés es el último gran producto de la cantera “txuri urdin”, y tras ser pieza clave la temporada pasada en el ascenso; este año ha deslumbrado en la máxima categoría. Un auténtico puñal tanto por la izquierda como con libertad por detrás de los puntas, su pierna zurda puede llevarle a la élite europea. Muchísimo futuro por delante.

GETAFE

El equipo de Míchel se complicó la vida más de lo esperado en el tramo final de curso, tras vivir desde la jornada 2 hasta la 28 entre los doce primeros puestos. Pero el escaso bagaje de 10 puntos en los 10 últimos partidos tuvieron al Coliseum Alfonso Pérez en vilo hasta el último día, donde terminó pactando un empate con la Real que mantenía a ambos en Primera.

Los cracks: Difícil elegir dos jugadores de los azulones, ya que hay muchos de nivel parecido. Quedan fuera nombres como Mané, Ivan Marcano, Víctor Sánchez, Pedro Ríos, Miku o Manu del Moral, que se despidió de la afición como el máximo goleador del Getafe en 1ª división, superando a Roberto Soldado. Sólo pueden quedar dos:

“Cata” Díaz: El central argentino es ya leyenda viva del club getafense, líder indiscutible de la zaga por cuarta temporada consecutiva. Un seguro defensivo para los de Michel, sobre todo en el juego aéreo –su auténtica especialidad-. Va camino de convertirse en el jugador con más partidos de la historia del Geta en primera, con permiso de Casquero.

Dani Parejo: El canterano del Madrid ha sido el dueño de la medular del Geta, siendo el jugador con más partidos disputados y el auténtico cerebro del equipo. Gran capacidad para el último pase, mucha técnica y potente disparo desde fuera. Otro de los mediocentros candidatos a acabar en la Selección y no hay que descartar que acabe de blanco.

MALLORCA

Los de Michael Laudrup son el ejemplo vivo de que un exceso de confianza puede pagarse muy caro. Ha vivido tranquilamente entre los once primeros en 34 de las 38 jornadas, y la 17ª posición final fue la peor que ocupó en la tabla desde la 2ª jornada. Se vieron salvados a cinco del final, pero con 2 empates y 3 derrotas el Ono Estadi acabó sufriendo de lo lindo –un gol del Depor le habría mandado a Segunda-.

Los cracks: “Dudu” Aouate ha sido indiscutible en la portería, mientras que Iván Ramis y Pau Cendrós se han consolidado en defensa. En la parcela ofensiva destacan la aparición de Michael Pereira en la medular junto a Jonathan De Guzmán y Pep Lluís Martí, además de los goles del clásico Pierre Webó. Pero hay dos jugadores que sobresalen del resto:

José “Nunes”: El veterano central portugués ha sido un año más el muro defensivo clave de los bermellones. Haciendo gala de una gran seriedad y una gran capacidad táctica, destaca sobre todo por su contundencia aérea y por sus dotes de liderazgo.

Emilio Nsue: La primera temporada completa del internacional sub-21 español de origen ecuatoriano-guineano ha sido todo un éxito, mostrándose como un delantero completísimo. Sin ser muy goleador –sólo 4 tantos en 38 partidos-, su aportación al ataque balear va mucho más allá de las estadísticas, mostrando gran claridad de ideas y capacidad para jugar de espaldas a puerta.

DEPORTIVO

La irregular temporada de los gallegos, que tras la 2ª jornada de Liga nunca subieron en la tabla más allá de la 12ª posición, tuvo el peor final de todos: el descenso a la categoría de plata tras dos décadas de éxitos en la élite. Sólo los canarios Manuel Pablo y Juan Carlos Valerón sobreviven de aquel Super Depor que enamoró a media Europa. Pero es que marcando 31 goles es difícil salvarse.

Los cracks: Con Andrés Guardado lesionado durante la mitad de temporada, la línea defensiva fue la más brillante; con Dani Aranzubia bajo palos y Diego Colotto y Albert Lopo en el eje de la zaga. De los demás se salvan poco –Rubén Pérez y Juan Rodríguez en el medio y Adrián López arriba, máximo artillero con ocho goles-. Y aunque no haya sido su mejor año, el jugador más destacado no podía ser otro:

Juan Carlos Valerón: El canario sólo pudo disputar 21 partidos –muchos de ellos desde el banquillo-; pero cuando Miguel Ángel Lotina se decidía a ponerle sentaba cátedra como antaño. Uno de los jugadores más talentosos de las últimas décadas de la Liga, las lesiones le han privado de llegar todavía más alto. Aún así, la afición de Riazor le quiere como a nadie.

HÉRCULES

El ambicioso proyecto de los de Estebán Vigo se fue diluyendo poco a poco. Tras empezar el año con la sorprendente victoria en el Camp Nou, su rendimiento como visitante fue más que deficiente. Las “escapadas” de Royston Drenthe fueron la vergüenza del año en Alicante, que tuvo que ver por segunda vez como el sueño de Primera duraba sólo un año. La llegada de Miroslav Djukic al banquillo a final de Liga no cambió la tendencia y el descenso se consumó.

Los cracks: Con Drenthe prácticamente desaparecido, el Hércules trató de apoyarse en nombres como David Trezeguet, Nelson Haedo Valdez, Tiago Gomes o Abel Aguilar; pero hay un jugador que ha ilusionado de forma especial a la parroquia herculana:

Kiko Femenía: Recién cumpida la veintena, el canterano alicantino ha sido una pieza clave en el once; demostrando que su futuro está en Primera –el Hércules debe hacer caja para evitar perder su plaza en Segunda-. Ya es internacional sub-21 y todo hace pensar que en los próximos años será un habitual en las concentraciones de la Roja.

ALMERÍA

Juanma Lillo, José Luis Oltra y Roberto Olabe. Tres capitanes para intentar sacar a flote un barco que pasó toda la temporada a la deriva. En la undécima jornada liguera los almerienses cayeron a puestos de descenso y una después cesaron a Lillo, poniendo la puntilla a la difícil salvación. No volvieron a salir del pozo en toda la temporada y certificaron el descenso con demasiada antelación.

Los cracks: Hay poco que salvar del equipo andaluz. Albert Crusat y Pablo Piatti volvieron a verse demasiado solos arriba, pero el mejor jugador estaba mucho más atrás:

Diego Alves: El flamante fichaje del Valencia volvió a demostrar su valía con grandes actuaciones, que sin embargo no evitaron la catástrofe del Almería tras cuatro años en la élite. Que el mejor jugador del colista sea claramente su portero da una idea de la pobre temporada de los rojiblancos.

Sólo falta por adjudicar una plaza para la edición 2011-2012 de la Liga BBVA

Y hasta aquí el repaso de lo que ha dado de si la temporada 2010-2011. Para la siguiente, ya tenemos 19 ingredientes de los 20 que arrancarán el año. Hasta entonces toca disfrutar del verano y recuperar fuerzas para encarar con garantías la 2011-12, que promete –por lo menos- la misma emoción de siempre.

Pep Guardiola y los suyos siguen empeñados en crear un ciclo en la Liga Española cuyos precedentes más cercanos se encuentran en el Dream Team del Barça de Cruyff, que ganó cuatro ligas consecutivas; y en la Quinta del Buitre madridista, que había ganado las cinco anteriores. Han pasado casi dos décadas de todo aquello, y ahora es el equipo culé el que sonríe; tras ganar su tercera liga en tres años, y la quinta en los últimos siete años. Frank Rijkaard fue el director de las dos primeras, y con Ronaldinho como gran estrella reconquistó una Liga que el Barça llevaba cinco años sin ganar; y Pep devolvió el título liguero a las arcas blaugranas tras dos victorias madridistas en 2007 y 2008, con Leo Messi como gran referente; pero llevando por el mundo el gusto por el fútbol de combinación, encarnado de forma magistral por Xavi Hernández, Andrés Iniesta y compañía.

En apenas tres años Pep Guardiola ya se ha convertido en uno de los entrenadores más laureados de la historia del Barcelona

Tras finiquitar el torneo de forma matemática vendrán las celebraciones, pero todavía quedará el colofón con la gran fiesta de Wembley, donde el Fútbol Club Barcelona y el Manchester United reeditarán la final de hace dos temporadas, donde se impusieron los españoles con goles de Samuel Eto’o y Leo Messi. De nuevo un gran éxito de los chicos de Pep en la máxima competición continental, donde desde la llegada del de Santpedor el bagaje es de un título, unas semifinales, y de momento una final. Unos números que hablan por si solos; y que se completan con una Copa del Rey (2009) y un subcampeonato de la misma (2011), dos supercopas de España (2009 y 2010), una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes, ambos en 2009. Para colmo, el grueso del equipo de gala de los blaugranas completa su palmarés con la Eurocopa y el Mundial con la Roja. En resumen, que este título de Liga viene a consolidar la creación de un ciclo, el de Pep Guardiola en el banquillo del Barça.

Se consolida así el Barça como el equipo más regular de la Liga en los últimos años, en una temporada donde durante meses rozó la excelencia con constantes goleadas; pero donde también supo competir y sacar adelante muchos partidos muy igualados. Así se plantó en la jornada 32 con un balance de 28 victorias, 3 empates y una sola derrota; para un total de 84 puntos de 93 posibles. Un ritmo frenético que sólo pudo seguir el Real Madrid, que vio alejarse del todo la liga en el Bernabeú cuando el empate a uno dejaba el título a 8 puntos. A partir de ahí el alirón sólo era cuestión de tiempo, y finalmente llegó en la Jornada 36 ante el Levante.

Y aunque Messi figura como la gran estrella; lo cierto es que el Barça funciona como un reloj de precisión, donde cada una de las líneas se mueve al unísono y el funcionamiento individual de cada una de las piezas va siempre enfocado a implementar el rendimiento del funcionamiento conjunto. Con la cantera como base y pocos fichajes pero útiles, la gran parte del bloque que conquistó la primera de las tres ligas hace dos años sigue en el equipo. Pequeños ajustes en el mercado y Masía, mucha Masía. Estos son los números de los campeones de Liga 2010/2011:

Pero aunque los números puedan resultar interesantes, no terminan de definir el comportamiento de los jugadores. El fútbol es un deporte lleno de “intangibles”, por lo que conviene realizar un análisis más detallado del rendimiento de cada jugador a lo largo del año.

#1 Víctor VALDÉS (España)

Ya no sorprende a nadie la magnífica temporada del guardameta de L’ Hospitalet, ni tampoco la consecución de su cuarto trofeo Zamora -tercero de forma consecutiva- que le deja a uno del récord de Antoni Ramallets. Ha vuelto a ser un muro para los delanteros rivales, con paradas determinantes que han permitido a su equipo mantenerse invicto durante más de 30 jornadas. Pero Valdés no sólo destaca por su excelente hacer a la hora de evitar los goles del contrario, sino que cada vez se muestra más determinante en la labor de encontrar al hombre libre con su juego de pies, convirtiéndose en numerosas ocasiones en el primer organizador del ataque culé.

#2 Dani ALVES (Brasil)

Un año más ha vuelto a demostrar porque es el mejor lateral derecho del mundo. El brasileño es garantía segura en la banda, tanto defensivamente -donde ha vuelto a tener intervenciones fundamentales-; como en la creación de juego, convirtiéndose en el segundo asistente del equipo tras Messi. Al igual que Guardiola, desde su llegada al club ha ganado las tres ligas que ha disputado; y tras firmar su renovación, es seguro que será uno de los pilares fundamentales en la búsqueda de la cuarta liga en 2012.

#3 Gerard PIQUÉ (España)

Con 24 años Piqué sigue consolidándose año tras año como uno de los mejores centrales del mundo. Con la baja de Puyol no tuvo ningún reparo en coger los galones de la línea defensiva azulgrana, formando pareja con Abidal, Mascherano o Busquets. Tanto de central izquierdo como derecho ha cumplido con creces; y como ya es costumbre, también se ha sumado al ataque para conseguir goles importantes como el que supuso la victoria en el Madrigal o el que cerró el triunfo ante el Espanyol en el Camp Nou. Tanto el Barcelona como la Selección tienen bien cubierto el eje de la zaga con el barcelonés.

#5 Carles PUYOL (España)

No ha sido el mejor año para “Tiburón”, ya que las lesiones que arrastraba desde Sudáfrica han hecho que no llegue a disputar ni una veintena de partidos en la competición doméstica. Pero cuando ha estado en condiciones de salir al campo ha sido el de siempre, ese atleta incansable capaz de llegar a balones imposibles para casi todos los mortales. Ha sido el más damnificado de los internacionales, pero aquel cabezazo contra Alemania en semifinales compensa su ausencia durante meses en la temporada. A sus 33 años deberá dosificarse para seguir en la élite, pero conociendo su motivación y su compromiso nadie duda de que hay Puyol para rato.

#6 XAVI Hernández (España)

Como siempre ha sido el eje en torno al que ha girado el “tiqui-taca” blaugrana. Su infinita capacidad para hacer el fútbol más fácil para sus compañeros ha vuelto a quedar patente cada fin de semana. Han intentado frenarle con marcajes al hombre de toda clase, incluso con coberturas en zona con frecuentes dos -y hasta tres- contra uno; pero el de Terrassa siempre ha salido airoso. El Capitán sigue siendo la continuación de Pep sobre el césped, y ya se ha convertido en el jugador del Barça que más partidos ha disputado en Liga, superando a un mito del barcelonismo como “Tarzán” Migueli.

#7 David VILLA (España)

El asturiano llegó como el gran refuerzo para la presente temporada, con la misión de hacer olvidar a Zlatan Ibrahimovic en la punta de ataque. Y vaya si lo ha conseguido, convirtiéndose junto a Messi y Pedro en la delantera más goleadora de la liga. Su protagonismo ofensivo no es tan exagerado como cuando era la referencia de Sporting, Zaragoza o Valencia; pero ha sabido adaptarse perfectamente y ha demostrado que su utilidad va mucho más allá de conseguir dos decenas de dianas. Su adaptación fue rapidísima -facilitada por el gran número de compañeros que comparte en la Roja- y su conexión con Messi ha vuelto loca a más de una zaga esta temporada.

#8 Andrés INIESTA (España)

Tras una campaña 2009-10 bastante irregular y marcada por las lesiones, se desquitó en Sudáfrica siendo el mejor jugador de la Roja y metiendo el gol decisivo ante Holanda en la prórroga. Y parece que a partir de ahí tomó impulso, porque esta temporada ha sido la más completa del de Fuentealbilla en el Barça, lo cual es mucho decir. Cada vez que ha saltado al césped ha dado lecciones maestras de fútbol, demostrando que no es para nada incompatible dejar boquiabierta a la parroquia con pensar siempre en lo mejor para el equipo. Tanto supliendo a Xavi en la creación como de falso extremo izquierdo ha estado sobresaliente, y aunque parezca imposible todavía puede ir a más. En 2012 seguirá buscando su techo, si es que existe.

#9 BOJAN Krkic (España)

Las lesiones le han privado de una mayor continuidad, pero cuando ha estado bien físicamente ha vuelto a dejar destellos del gran futuro que le espera. El de Linyola sigue quemando etapas en su crecimiento futbolístico. Con 20 años ya ha superado el centenar de partidos en Liga, y aunque media Europa suspira por hacerse con sus servicios -aunque sea en forma de cesión-; Bojan está decidido a triunfar en Can Barça. Y con la calidad que tiene es de suponer que terminará haciéndolo.

#10 Leo MESSI (Argentina)

Todavía no ha cumplido 24 años y ya es una leyenda viva del fútbol mundial, habiendo incluso quien se atreve a señalarle ya como el mejor jugador de la historia. Quizás sea pronto para eso, pero está claro que la trayectoria de la “Pulga” es poco menos que meteórica. A poco que mantenga el nivel que ha demostrado en los últimos años no tendrá ningún problema en pulverizar todos los registros goleadores, tanto en Liga como en Champions -donde está a punto de conseguir su tercer trofeo seguido de máximo goleador-. No sólo promedia más de un gol por partido en todas las competiciones oficiales, sino que además es el máximo asistente de la Liga. Podría decirse que es imposible pedir más, pero con el de Rosario nunca se sabe.

#11 JEFFREN Suárez (Venezuela)

El venezolano ha vivido un auténtico calvario de lesiones esta temporada, lo que ha provocado que su continuidad haya sido bastante escasa. Lo más destacable es su único gol, convertido ante el Real Madrid nada más salir al campo y que cerraba la manita que se llevaron los blancos del Camp Nou.

#13 Jose Manuel PINTO (España)

Teniendo delante un portero de la talla de Valdés, es difícil la misión que tiene el veterano portero andaluz. Como siempre protagonista en la Copa del Rey, donde rindió siempre al nivel esperado para un guardameta de su talla. Además este año Víctor se ha perdido unos cuantos encuentros de liga, con lo que ha tenido unas pocas oportunidades más de las que el mismo esperaba. Donde si que no consigue hacer olvidar a Valdés es a la hora de sacar el balón jugado desde atrás.

#14 Javier MASCHERANO (Argentina)

Aunque en la primera mitad de la temporada apenas dispuso de oportunidades, la plaga de bajas sufrida por la retaguardia culé en la segunda mitad de campeonato le otorgó al “Jefecito” un papel preponderante en el once. Tanto de pivote defensivo como de central ha cuajado muy buenas actuaciones, adaptando perfectamente sus características al juego de posesión blaugrana. Su concentración y su sentido táctico le han hecho consolidarse como un estupendo comodín en las fases duras de la temporada, donde ha respondido de maravilla ante situaciones que antes le eran del todo ajenas.

#15 Seydou KEITA (Mali)

De nuevo Keita ha sido el jugador número 12 favorito de Guardiola, que ha resaltado en numerosas ocasiones el buen hacer del malí y la solidez que proporciona al grupo cuando hace falta sacrificio en el centro del campo. Trabajador incansable, cada vez se anima más a asomarse al área rival desde la segunda línea para buscar la portería; lo que le ha llevado también a anotar goles importantes, sobre todo con la cabeza.

#16 Sergio BUSQUETS (España)

“Busi” sigue firme en su meteórico ascenso a la élite mundial; consolidándose como el encargado de realizar la transición defensa-ataque, tanto en el Barça como en la Selección. Con su gran intuición para la anticipación y la recuperación de balones, también ha cumplido sobradamente cuando Guardiola ha requerido su presencia en el eje de la zaga. Un dato que da idea del buen hacer del de Badía en el mediocampo, es el de las tarjetas amarillas -provoca el doble de las que recibe-. Básico tanto en la contención como en la construcción, Sergio lo tiene todo para ser el dueño del círculo central del Camp Nou durante mucho años.

#17 PEDRO Rodríguez (España)

Tras quitarle el puesto a un crack de la talla de Thierry Henry, el canario se ha consolidado de forma definitiva en el once de gala de los de Pep. Integrante de la maravillosa delantera bautizada como MVP -Messi, Villa y Pedro-, su labor de presión tras pérdida es fundamental en el esquema culé. Infatigable en el esfuerzo, Pedro encuentra en la colocación otro de sus grandes fuertes; haciendo que incluso cuando no tiene el día, su labor sea de gran utilidad para el conjunto. No en vano ha conseguido hacerse con un sitio en una alineación que los aficionados ya corean de memoria.

#18 Gabi MILITO (Argentina)

Probablemente el rendimiento del central argentino haya sido el más pobre de la plantilla azulgrana. Tras una gran temporada de debut llegó su calvario con las lesiones, lo que al final le ha pasado factura. No ha vuelto a ser el de antes y todo hace indicar que al año que viene no será uno de los integrantes del vestuario culé. Y la verdad es que es una lástima, porque cuando las lesiones le respetaron logró rendir a un nivel muy alto.

#19 MAXWELL Andrade (Brasil)

Temporada más que aceptable del lateral brasileño, que cuajó buenas actuaciones cuando la lesión de Puyol le llevó a la titularidad -desplazamiento de Abidal al eje mediante-. Pero invadido por la plaga de lesiones que azotó la defensa culé; se rompió cuando mejor estaba jugando. Pero percances aparte, Maxwell ha demostrado que da la talla cuando se le requiere; siempre atento en defensa e incisivo en ataque, lo que permitió al Barça en muchas ocasiones abrir muchísimo el campo también por la banda izquierda.

#20 Ibrahim AFELLAY (Holanda)

El refuerzo invernal del Barça también ha dejado buenas sensaciones en esta segunda vuelta, donde se ha comportado como revulsivo en unos cuantos partidos. Técnico y descarado, se ha adaptado perfectamente al estilo de toque y posesión de los de Guardiola; donde puede actuar tanto en la creación como en cualquiera de las bandas. Su momento de gloria llegó en semifinales de Champions; donde una arrancada suya por banda derecha acabo en asistencia a Messi, encarrilando la eliminatoria en el Bernabeú.

#21 ADRIANO Correia (Brasil)

Llegó a Can Barça avalado por su polivalencia, pero las lesiones han hecho que acabe jugando en la posición que mejor conoce: la de lateral izquierdo. Aunque sus primeras actuaciones llegaron en banda derecha para dar descanso a Alves, ha sido en la izquierda donde se ha consolidado por la falta de efectivos. Aunque con algunas lagunas defensivas, domina bastante bien los tiempos en la banda izquierda y es capaz de dar mucha profundidad al juego culé en dicho costado.

#22 Eric ABIDAL (Francia)

Tras realizar una primera vuelta soberbia, en la que se reivindicó como el mejor defensa del equipo; le fue diagnosticado un tumor en el hígado que le obligó a parar, en la que fue sin duda la peor noticia del año para los de Guardiola. Pero merced a su privilegiado físico y a una fuerza mental descomunal, el francés reaparecía sobre los terrenos de juego apenas un par de meses después. Aunque empezó la temporada de lateral, la lesión de Puyol le hizo transladarse al centro de la defensa; donde cuajó un buen número de actuaciones formidables hasta su baja. Ahora sigue inmerso en su recuperación con la idea de poder estar en la finalísima de Wembley.

#26 Andreú FONTÁS (España)

La baja de Abidal precipitó su ascenso definitivo a la primera plantilla, que en principio estaba programado para la temporada siguiente. Pese a que su posición es la de central zurdo -o incluso la de mediocentro defensivo-; Guardiola se ha visto obligado a situarle en la banda izquierda ante las bajas al final de temporada de Abidal, Maxwell y Adriano. El gerundense ha pasado con nota el examen y está listo para ganar protagonismo dentro de la zaga culé.

#30 THIAGO Alcántara (España)

El hijo mayor de Mazinho es la siguiente gran perla extraída de la Masía. Tiene sólo 20 años pero demuestra un talento innato y un descaro impropios de su juventud. Aunque puede actuar de organizador puro se encuentra más cómodo en la media punta, donde su último pase y su llegada en segunda línea le convierten en una amenaza constante. En 2012 ya será jugador del primer equipo a todos los efectos; y si finalmente el Barça no consigue hacerse con los servicios del deseado Cesc Fábregas, Thiago puede ser el candidato perfecto para lucir el 4 blaugrana a la espalda, huérfano en la primera plantilla desde la salida del mexicano Rafa Márquez.

Hasta aquí llega lo que podríamos considerar como el “primer equipo”; pese a que Fontás no subió hasta la baja de Abidal y Thiago tiene ficha del segundo equipo. Pero hay que prestar atención a lo que viene detrás, ya que la Masía se está convirtiendo en una fuente inagotable de talento. En defensa, además de Fontás destacan Marc Bartra, Sergi Gómez y Marc Muniesa. En el centro del campo, detrás de Thiago vienen su hermano Rafinha, Sergi Roberto o Jonathan Dos Santos, entre otros; mientras que en ataque destacan Nolito, Cristian Tello y Jonathan Soriano, actual pichichi de la Liga Adelante.

Para el año que viene suenan con fuerza nombres como los jugadores del Villarreal Borja Valero y Giusseppe Rossi, la estrella del Tottenham Gareth Bale o el joven chileno del Udinese Alexis Sánchez; además de los eternos rumores que apuntan a la vuelta de Cesc. Es imposible saber si alguno de ellos vestirá de azulgrana la temporada que viene; pero lo que es seguro es que si el Barça consigue mantener el excelente bloque con el que cuenta actualmente, las probabilidades de repetir los éxitos de esta campaña serán muy altas.

Todavía no es matemático, pero tras la victoria de los “red devils” ante el Everton, los de sir Álex Ferguson tienen ya más de tres cuartos de liga en el bolsillo. A falta de cuatro jornadas tienen al menos seis puntos de ventaja respecto a Chelsea y Arsenal, sus más inmediatos perseguidores. El United ha sido el equipo más regular de la temporada en la Premier League, y ha basado su excelente campaña en sus impresionantes números en casa; donde ha conseguido 49 puntos de los 51 que se han puesto en juego. Sólo el West Bromwich Albion consiguió sacar un punto de Old Trafford, y fue allá por la jornada 8.

Hoy tenían la prueba de fuego ante el Everton de David Moyes, que de nuevo ha realizado una segunda vuelta escandalosa, llegando a puestos de Europa League tras haber iniciado la temporada en un coqueteo constante con el descenso -no hace tanto, en Febrero, estaban sólo a tres puntos-. Los “toffees” plantaron cara hasta el minuto 84, donde volvió a aparecer la sensación de los diablos rojos esta temporada, el mexicano Javier “Chicharito” Hernández; que de cabeza anotó su duodécimo gol de la temporada en liga -el decimonoveno en total-. El 14 del Manchester volvió a anotar un gol decisivo demostrando nuevamente que aprovecha al máximo cada minuto que le da su entrenador. De hecho, sale más o menos a un gol por cada 100 minutos que pasa en el campo, y pese a no ser titular es el segundo máximo goleador del United en la Premier, sólo por detrás de Dimitar Berbatov -actual pichichi con 21-, y por delante de Wayne Rooney (10) y Nani (9).

El mexicano "Chicharito" Hernández se ha ganado a la parroquia de Old Trafford con sus goles decisivos

Con la victoria de hoy, el Manchester prácticamente acaba con las esperanzas de sus dos grandes rivales: el Arsenal, que un año más ha estado toda la temporada en los puestos de cabeza, pero al que demasiados empates en los momentos decisivos han vuelto a apartar de su lucha por el título; y el Chelsea, quien tras una horrible racha a mediados de temporada ha vuelto demasiado tarde a la senda de la victoria.

El United ha vuelto a demostrar que siempre se repone a la huida de sus grandes estrellas, en muchos casos con dirección Madrid -David Beckham, Ruud Van Nistelrooy, Cristiano Ronaldo-. Y lo ha vuelto a hacer mediante la solidez defensiva, manteniendo su portería a cero hasta en 14 ocasiones, y siendo el segundo equipo menos goleado por detrás del Chelsea. Pero sobre todo, merced a su gran regularidad: su peor posición en la tabla en toda la temporada fue en la jornada inicial, donde aparecía en la cuarta posición.

Y lo que tiene más mérito, ha vuelto a gobernar la Premier sin las inversiones estratosféricas de algunos de sus competidores -véase Chelsea o City-; sino conservando el bloque de las últimas temporadas. Esto se comprueba enseguida observando los años que llevan en el club los jugadores de la actual plantilla:

PORTEROS

1) Edwin Van der Sar (Holanda): 40 años, 6ª temporada.

29) Tomasz Kuszczak (Polonia): 29 años, 5ª temporada.

DEFENSAS

2) Gary Neville (Inglaterra): 36 años, 19ª temporada.

3) Patrice Evra (Francia): 29 años, 5ª temporada.

5) Rio Ferdinand (Inglaterra): 32 años, 9ª temporada.

6) Wes Brown (Inglaterra): 31 años, 15ª temporada.

12) Chris Smalling (Inglaterra): 21 años, 2º temporada.

15) Nemanja Vidic (Serbia): 29 años, 5ª temporada.

20) Fábio da Silva (Brasil): 20 años, 2ª temporada.

21) Rafael da Silva (Brasil): 20 años, 3ª temporada.

22) John O’Shea (Irlanda): 29 años, 7ª temporada.

23) Jonny Evans (Irlanda del Norte): 23 años, 4ª temporada.

MEDIOS

4) Owen Hargreaves (Inglaterra): 30 años, 4ª temporada.

8) Anderson (Brasil): 23 años, 4ª temporada.

11) Ryan Giggs (Gales): 37 años, 21ª temporada.

13) Park Ji-Sung (Corea del Sur): 30 años, 6ª temporada.

16) Michael Carrick (Inglaterra): 29 años, 5ª temporada.

18) Paul Scholes (Inglaterra): 36 años, 18ª temporada.

24) Darren Fletcher (Escocia): 27 años, 8ª temporada.

26) Gabriel Obertan (Francia): 22 años, 2ª temporada.

28) Darron Gibson (Irlanda): 23 años, 3ª temporada.

DELANTEROS

7) Michael Owen (Inglaterra): 31 años, 2ª temporada.

9) Dimitar Berbatov (Bulgaria): 30 años, 3ª temporada.

10) Wayne Rooney (Inglaterra): 25 años, 7ª temporada.

14) “Chicharito” Hernández (México): 22 años, 1ª temporada.

17) Nani (Portugal): 24 años, 4ª temporada.

25) Luis Antonio Valencia (Ecuador): 25 años, 2ª temporada.

ENTRENADOR

Sir Álex Ferguson (Escocia): 69 años, 25ª temporada.

Con “Chicharito” como único fichaje, es destacable encontrar jugadores que llevan una gran cantidad de años en el club, a imagen y semejanza de su entrenador. El caso más destacable es el del galés Ryan Giggs, quien tras 21 años defendiendo la camiseta del United, tiene que escuchar cada año rumores que apuntan hacia su retirada. Pero todos los años se hace la foto con la plantilla y vuelve a encandilar a Old Trafford con sus galopadas por la banda, poniendo fin a cualquier tipo de discusión sobre su presencia en el campo. No es sólo el jugador con más partidos en los “red devils”, sino que ya supera en más de un centenar al segundo en esta clasificación, todo un mito como Bobby Charlton.

El galés Ryan Giggs ya suma 21 temporadas en Old Trafford, con más de 860 partidos

Tras el galés, encontramos a Gary Neville con 19 temporadas -aunque ya ha anunciado su retirada-, Paul Scholes con 18, y Wes Brown con 15. También están cerca de alcanzar una década como jugadores del United Rio Ferdinand (9), Darren Fletcher (8) y Wayne Rooney y John O’Shea (7); quedando una plantilla bien compensada entre juventud y experiencia, ya que el United también cuenta con un buen número de jugadores con 23 años o menos, como los defensas Chris Smalling, Jonny Evans y los hermanos da Silva, los medios Anderson, Gabriel Obertan y Darron Gibson, además de “Chicharito”. Por si fuera poco, también cuenta con dos de los delanteros más prometedores de la Premier cedidos en otros equipos: el italiano Federico Macheda -Sampdoria-, y el inglés Danny Welbeck -Sunderland-. Con esta gran base, hay que pensar que hay United para años, y más si sigue reforzándose poco pero bien con jugadores como David De Gea, Wesley Sneijder o Luka Modric; tres de los nombres que suenan con más fuerza para completar la plantilla de cara al año que viene.

El portero de 20 años del Atlético de Madrid es uno de los objetivos del United para este verano

Pero aunque el Manchester tenga la liga sentenciada, todavía hay mucho en juego. Además de la lucha por la segunda plaza entre Arsenal y Chelsea, Tottenham y Manchester City pelearán por la plaza pendiente de Champions. Además, según lo que pase en la final de la FA Cup entre City y Stoke, el Liverpool y el Everton podrían estar en la Europa League -una plaza es del Birmingham, ganador de la Curling-. Y qué decir del descenso, donde todavía hay nueve equipos que no pueden despistarse lo más mínimo. Al parecer, sólo Bolton, Newcastle, Sunderland y Aston Villa no se jugarán nada en las próximas jornadas.

Mientras la Premier echa el cierre, hay unos cuantos nombres propios destacados en la competición, empezando por el galés Gareth Bale, nombrado mejor jugador del año; y el centrocampista del Arsenal Jack Wilshere, jugador revelación. El once ideal del año está compuesto por Van der Sar en la portería, defensa formada por Vincent Kompany, Nemanja Vidic, Bacary Sagna y Ashley Cole, un centro del campo compuesto por Nani, Samir Nasri, Jack Wilshere y Gareth Bale, con Dimitar Berbatov y Carlos Tévez como dupla ideal de ataque. Hay otros nombres destacados como Andy Carroll, Darren Bent, Scott Parker o Yaya Touré, que también han brillado con luz propia este año.

Finalmente, en lo que respecta a los españoles, Fabregas ha completado otra gran temporada, aunque algo lastrada por las lesiones; al igual que Mikel Arteta. David Silva ha conseguido hacerse un hueco en el competitivo City -quitándole el puesto a la sensación de inicio de temporada, Adam Johnson-; mientras que Fernando Torres sigue perdido en una sequía goleadora sin parangón, algo que le ha llevado a perder la titularidad en el Chelsea, convirtiéndose en objeto de burla de toda la afición “bleu”, que ha llegado incluso a subastarle en eBay por 2 céntimos. En cuanto a los porteros, la temporada de Reina ha sido bastante irregular, mientras que Almunia sólo ha jugado cuando no había otra opción, e incluso fue desbancado por Jens Lehmann tras volver de su retiro.

El grupo español se completa con Michel -Birmingham-, Salgado -Blackburn-, Carlos Cuéllar -Aston Villa-, Dani Ayala -Liverpool-, Marcos Alonso -Bolton-, y Jordi Gómez y el entrenador Roberto Martínez -Wigan-.

El portugués Jose Mourinho vive sus peores días desde que llegó a Concha Espina este verano

Hace ya unas cuantas semanas que el Real Madrid de Jose Mourinho no parece el mismo, aquel que goleaba con relativa facilidad la mayoría de los partidos, coincidiendo con una increíble racha de Cristiano Ronaldo. La temporada empezó con una sensación de igualdad entre Madrid y Barça que aventuraba entre ambos una lucha sin cuartel de 38 jornadas (37 como muchísimo). Una lucha de estilos, ambos válidos y sobradamente efectivos. Uno de los que mejor los ha resumido fue Juanma Lillo en una entrevista en Gol TV, quien tras apuntar que se podrían escribir varios tomos sobre las diferencias entre uno y otro, trataba de resumirlas expresando que el Madrid “improvisa soluciones fenomenales ante los diferentes lances que transcurren en un partido”, mientras que el Barcelona “trata de provocar con su juego los lances que le convienen, y los explota al máximo”.

Y es precisamente esta diferencia en la forma lo que parecía otorgarle una ligera ventaja a los de Guardiola (además del hecho de ser un equipo formado desde hace años), pero en el fondo las diferencias eran inexistentes. A lo largo de casi toda la primera vuelta ambos se dejaron poquísimos puntos, y eran habituales las goleadas y los partidos completamente resueltos antes del descanso. Tanto es así que hace menos de un mes el Madrid estaba a dos puntos del Barça habiendo perdido el primer clásico, es decir, había sacado un punto más descontando el enfrentamiento directo. Además logró colarse en semifinales de Copa por primera vez en muchos años, y llegó con solvencia a los octavos de final de Champions (las dos competiciones que más lastraron la posible continuidad de Manuel Pellegrini la temporada pasada). Mourinho pasaba todos los exámenes -excepto el Camp Nou-, y frecuentemente con nota.

Pero el optimismo del madridismo venía sobre todo porque se empezaba a atisbar un cierto modelo, un estilo muy ofensivo. Aunque su definición no estaba clara, al menos la parroquia merengue tenía un once titular indiscutible que aprenderse. El “Casillas y diez más” de los últimos tiempos parecía estar en las últimas: Se consolidó la pareja Pepe – Carvalho en el centro de la defensa, con Ramos y Marcelo en las bandas. En el doble pivote Khedira y Xabi Alonso se habían hecho con los dos puestos con más opciones de la plantilla (Gago, Lass, Mahamadou Diarra… además de la idea interesante de Granero en la organización). Mesut Ozil se había erigido en ese Guti que tanto echa de menos el Bernabeú (aunque muchos sectores jamás lo reconozcan), con Cristiano y Di María en las bandas, y el “Pipita” Higuaín de referencia.

La lesión de Higuaín se contempla como una de las causas del bajón de rendimiento del Madrid

Este once se complementaba con “suplentes habituales” que gozaban de bastantes minutos, como Arbeloa, Benzema y Lass. Mourinho creó una base de 14 jugadores que le funcionaban, y nada hacía prever que se saldría del guión. Pero los problemas que venía arrastrando Gonzalo Higuaín acabaron en una grave lesión que le hacía despedirse prácticamente de la temporada. Y volvió el debate del nueve, y Mou empezó a sacar su peor cara: le declaró la guerra a Jorge Valdano -e indirectamente a Florentino-, se empezó a borrar de las ruedas de prensa, dejándole el “marrón” al bueno de Aitor Karanka, y endureció sus críticas a Karim Benzema. Empezaron las convocatorias con Benzema como único delantero centro, condenando al ostracismo del Castilla al prometedor Álvaro Morata, e incluso dejando al francés en el banquillo para jugar sin referencia pura, claras consignas hacia la dirección deportiva del club: sin Higuaín sólo tiene un nueve, y no se fía de él.

Al final, Florentino acabó cediendo y hace unos días era presentado Adebayor cedido por el City hasta final de temporada con una opción de compra en torno a los 15 millones de euros. No cabe duda de que es un buen fichaje, pero que nadie se engañe: no era la primera opción del Madrid, sólo era la más fácil, dada la escasez de protagonismo que ha tenido el togolés en el hacinado equipo de Roberto Mancini en la presente temporada. La mejor opción era Edin Dzeko, pero el propio City se le adelantó (aunque su llegada haría aún más viable el fichaje de Adebayor). Otra era Fernando Llorente, pero ahí Florentino se cerró en banda: no quería enturbiar las buenas relaciones que mantiene con el Athletic. Hay fuentes que afirman que está ya hecho para este verano, pero también hay quienes le colocan en la órbita del Tottenham -¿quizás con el dinero de la venta de Gareth Bale a Barça o Inter?. Cogió entonces fuerza el posible regreso de Ruud Van Nistelrooy, pero el Madrid le quería gratis y el Hamburgo se negó. Y por lo visto también quisieron pescar en río revuelto, con lo que fueron al Manzanares, donde al parecer preguntaron por el Kun Agüero y por Forlán, pero recibieron sendas negativas. Así las cosas, Adebayor se volvió la mejor opción, pese a llevar pocos minutos de juego esta temporada y su carácter difícil -en el City firmó su sentencia cuando se peleó con Kolo Touré, uno de los capos del vestuario sky blue-. Un delantero experimentado que amenice la espera hasta la vuelta del Pipita.

Finalmente Emmanuel Adebayor ha sido el nueve que pedía Jose Mourinho para suplir a Higuaín

Pero antes de la llegada de Adebayor, había llegado Enero, con un calendario cargado de partidos entre semana que obligaba a las rotaciones. Volvió Kaka, se empezó a ver a Albiol, a Granero, a Pedro León; la presencia de hombres como Lass, Arbeloa o Benzema se hizo mayor, y otros como Ozil o Di María empezaban a dar síntomas de cansancio tras un inicio de temporada soberbio. Los partidos ya no se ganaban con tanta solvencia, y sólo los arreones de Cristiano, las actuaciones de Iker, e incluso algunas actuaciones arbitrales polémicas en el Bernabeú -Valencia, Sevilla, Villarreal- permitían al Madrid aguantar el ritmo del Barça, que una vez superadas las dudas iniciales, empezó una racha descomunal de goleadas continuas que le han llevado a igualar las 15 victorias consecutivas en Liga del Madrid de Di Stefano. Los Messi, Iniesta, Pedro, Xavi, Villa, Busquets… parece elevar su listón por momentos, y comenzó a extenderse por Madrid la sensación de que cualquier paso en falso podría ser definitivo.

Y llegaron los tropiezos, coincidiendo con el bajón físico y goleador de Cristiano. El primero fue en Almería, donde sólo la conexión Karim Benzema – Esteban Granero consiguió salvar un punto tras un incontestable derechazo del “Pirata”. Una semana después se intercambiarían los papeles para conseguir una agónica victoria en el Bernabeú ante el Mallorca. Y tras encarrilar su pase a la final copera tras otra polémica victoria por la mínima en el Sanchez Pizjuán -golazo de Karim incluido-, llegaron al complicado Reyno de Navarra; donde un gol de Javier Camuñas recién superada la hora de partido dejó hundido al Madrid. Mourinho se la jugó con un triple cambio que despistó tanto a su rival como a los suyos: juntó en ataque a Benzema, Cristiano Ronaldo, Ozil, Adebayor y Kaka, con Xabi Alonso detrás y Arbeloa y Ramos convertidos en extremos. De “defensas” quedaron Carvalho y Khedira, a quienes Carlos Aranda dio un recital de juego de espaldas en la última media hora de partido. El respetable soñaba con la remontada pero no lo veía nada claro; y tenía sus motivos, porque desde el gol rojillo el Madrid no tiró a puerta ni una sola vez. Una falta de Ozil que se marchó por poco fue lo más destacable. Ni Cristiano Ronaldo, que lleva semanas bastante flojo; ni Karim Benzema, que cuajó un partido más que aceptable; ni el gol que llevó bajo el brazo Adebayor a sus anteriores estrenos en la Premier. Ésta vez no hubo épica, Osasuna ganó; y tras sumar un solo empate en sus dos últimas salidas, el Barça se escapa a siete puntos.

 

Karim Benzema ha respondido con goles importantes ante las críticas de su entrenador

El propio Mourinho dijo que si el Barça se iba más allá de 6 puntos, la Liga estaba perdida. Pero nadie en Can Barça tiene la menor duda de que el Madrid va a seguir ahí, peleando hasta el final. Habrá que ver si el Barça pincha y como acaba el Clásico del Bernabeú; queda muchísima liga, y si hay un equipo que jamás tira la toalla en momentos difíciles, ese es el Real Madrid. También aparecen las voces pesimistas que miran hacia abajo, donde se encuentran con un gran Villarreal, que si bien todavía no aprieta demasiado, hace bien poco estaba mucho más lejos. Y hasta el Valencia, que si esta noche consigue imponerse al Racing seguirá a dos puntos de los amarillos.

Y hay quien habla de centrarse en Copa y Champions, donde también amenaza el Barça con meterse de por medio -más en la copa, donde el Madrid está a un paso de una final en la que prácticamente ya esperan los culés-. Esta idea se antoja demasiado extremista para un club como el Madrid, pero adquiere lógica viendo que Mourinho sólo ha confiado en 14 jugadores de la plantilla en la primera vuelta -el once habitual, más Arbeloa, Lass y Benzema-, y en este último tampoco confía mucho. En teoría con Kaka y Adebayor deberían ser 16, pero tampoco parecen suficientes como para afrontar con garantías la fase final de tres competiciones. Hasta ahora el 15º jugador más utilizado en Liga por Mou ha sido Albiol, con 430 minutos en 8 partidos. Y el siguiente es Granero, que en 9 apariciones sólo suma 216.

Por lo que refiere al resto de la plantilla madridista, -que a priori se antojaba más profunda que la culé- su presencia ha sido testimonial: Kaka ha disputado 176 minutos, Pedro León 135, Canales 102, Gago 61, Diarra 30, Juan Carlos 13, Garay 9 y Morata 4. Mateos todavía no ha saltado al campo pese a tener ficha del primer equipo. Las oportunidades por parte del portugués escasean, y en algunos casos resulta notable, tales como los de Granero, que tanto el año pasado como este ha dado un buen nivel cuando se le ha requerido, como los de Canales y Pedro León, recién llegados hace unos meses. Eso por no hablar de los irrisorios nueve minutos de los que ha disfrutado Garay este año; o de los cuatro de Álvaro Morata, la nueva perla de la cantera blanca que no cesa de reivindicarse con el Castilla a base de golazos mientras su entrenador encadena convocatorias con un solo delantero centro, que en ocasiones incluso se queda en el banquillo. Además ahora la llegada de Adebayor ha terminado de cerrar una puerta que Mourinho decidió no abrir.

 

El canterano Álvaro Morata sigue reivindicándose con goles en el Castilla

El jovencísimo madrileño de 18 años recién cumplidos está emergiendo como la figura del filial, pero su futuro se antoja incierto. Los aficionados se preguntan si será el nuevo Raúl, o si por el contrario pasará a engrosar la lista de arietes que abandonan la entidad tras destacar en categorías inferiores, junto a los Portillo, Soldado, Negredo, Mata, Szalai… Está por ver, pero de momento no parece que Mou le vaya a dar la alternativa. Sería también una bonita forma de ilusionar a los socios, que buscan desde hace años un referente en la cantera que abandere el ataque del Madrid durante años. Y ahora que el Real Madrid entra en barrena, no sería mala idea traer dinamita nueva.

Por segundo año consecutivo, Lionel Messi volverá a levantar el Balón de Oro que le acredita como mejor jugador del mundo

Al final saltó la sorpresa. Pese a los rumores que señalaban hacia Andrés Iniesta, y las muchas voces que se alzaban por la causa de Xavi Hernández, ha vuelto a ser el crack argentino. No se puede decir que es injusto si presuponemos que el galardón se le otorga al mejor jugador del mundo, porque se le podrían haber llevado los tres. Lo que si es cierto es que para los españoles ha sido algo decepcionante. Estábamos convencidos que 50 años después del éxito de Luis Suárez, el dorado esférico volvería a parar a un jugador nacido en nuestras fronteras. Pero no ha sido así. La unificación de los dos galardones más prestigiosos a título individual del mundo del fútbol ha llevado a la votación por sus derroteros más lógicos. Precisamente el año que no nos convenía, el año que ganamos el mundial, lo cual en las dos últimas ediciones había asegurado los balones de oro y plata.

Y este año parecía que iba a pasar exactamente lo mismo, ya desde la primera lista, en la que se veía a Wesley Sneijder como el principal rival de Xavi e Iniesta. Esa sensación se afianzó mucho más cuando se conocieron los finalistas, ya que mucha gente estaba convencida de que Messi tendría que conformarse con el bronce, y que la duda iba a ser si el champán iba a correr en Terrassa o Fuentealbilla. Al final hubo que guardar las botellas para otra ocasión. La brillante temporada de Messi ha vuelto a elevarle de nuevo a los altares futbolísticos, en una temporada en la que ganó la liga con el Barça batiendo el récord histórico de puntos, conquistó el pichichi y la Bota de Oro y además fue el máximo goleador de la Champions, credenciales suficientes como para ser el máximo favorito al trofeo. Pero no en año de mundial, o eso pensábamos todos. Pese a que en Sudáfrica fue con diferencia el mejor de su selección, la condena al ostracismo mediocampista a la que le sometió Maradona le restaron protagonismo en los últimos metros, precisamente la franja del terreno de juego donde ha conquistado todos sus éxitos hasta la fecha. Y se creía que eso iba a privarle de repetir Balón de Oro, pero no. La votación conjunta ha demostrado que si se aumenta la muestra de la encuesta, se acaba imponiendo el mejor futbolista (a nadie se le escapa que si hace cuatro años se hubiese votado de esta forma, Cannavaro jamás habría ganado el premio).

Pero no hay que lamentarse más de lo necesario. Pese a que la superioridad de Messi le ha vuelto a poner por encima de todos, el fútbol español ha vuelto a salir reforzadísimo del certamen. Además del Balón de Plata para Andrés Iniesta, y del segundo Balón de Bronce consecutivo para Xavi Hernández, otros tres futbolistas españoles han conseguido colarse en el top ten: Casillas (7º), Villa (8º) y Alonso (10º). Y por si fuera poco, Vicente Del Bosque se ha quedado a las puertas de ser nombrado Entrenador del año, que finalmente ha recaído en el portugués Jose Mourinho. El otro español nominado en esta categoría, Pep Guardiola, ha quedado tercero -aunque muy lejos en votos de los dos primeros-. Y por supuesto el once ideal del año, integrado por seis jugadores de la roja.

La roja aporta más de la mitad del once ideal del año: Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Iker Casillas, David Villa, Gerard Piqué y Carles Puyol

Al final la votación del balón de oro quedó de la siguiente forma:

1) Lionel Messi (ARG – Fútbol Club Barcelona): 22,65 %

2) Andrés Iniesta (ESP – Fútbol Club Barcelona): 17,36 %

3) Xavi Hernández (ESP – Fútbol Club Barcelona): 16,48 %

4) Wesley Sneijder (HOL – Inter de Milan): 16,48 %

5) Diego Forlán (URU – Atlético de Madrid): 7,61 %

6) Cristiano Ronaldo (POR – Real Madrid): 3,92 %

7) Iker Casillas (ESP – Real Madrid): 2,90 %

8) David Villa (ESP – Valencia/Fútbol Club Barcelona): 2,25 %

9) Didier Drogba (CDM – Chelsea FC): 1,68 %

10) Xabi Alonso (ESP – Real Madrid): 1,52%

11) Carles Puyol (ESP – Fútbol Club Barcelona): 1,43 %

12) Samuel Eto’o (CAM – Inter de Milán): 1,37 %

13) Mesut Ozil (ALE – Werder Bremen/Real Madrid): 1,21 %

14) Arjen Robben (HOL – Bayern Munich): 1,16 %

15) Thomas Muller (ALE – Bayern Munich): 0,91 %

16) Bastian Schweinsteiger (ALE – Bayern Munich): 0,75 %

17) Maicon (BRA – Inter de Milán): 0,57 %

18) Gyan Asamoah (GHA – Stade Rennes/Sunderland FC): 0,46 %

19) Cesc Fábregas (ESP – Arsenal FC): 0,22 %

20) Julio César (BRA – Inter de Milán): 0,22 %

21) Miroslav Klose (ALE – Bayern Munich): 0,19 %

22) Dani Alves (BRA – Fútbol Club Barcelona): 0,05 %

23) Philipp Lahm (ALE – Bayern Munich): 0,05 %

 

Este año se da el caso curioso de poder saber quién se habría llevado el premio según los votantes, y los diferentes podiums hubieran sido los siguientes:

Entrenadores: Leo Messi, Andrés Iniesta, Xavi Hernández

Capitanes: Leo Messi, Xavi Hernández, Andrés Iniesta

Periodistas: Wesley Sneijder, Andrés Iniesta, Xavi Hernández

Curiosamente Xavi e Iniesta no dominan ninguno de los apartados, pero son los únicos que aparecen en todos. Como ya se preveía, eran cuatro los nombres que iban a dominar al resto, y eso se observa en el porcentaje de votos totales recibidos, donde se destacan del resto. También destacado aparece Forlán en quinta posición, aunque lejos de los primeros. A partir de ahí están todos en un puño.

Y en lo que respecta al once ideal, está formado por Iker Casillas en la portería, una defensa formada por Maicon, Gerard Piqué, Lucio y Carles Puyol, con un muy ofensivo centro del campo compuesto por Wesley Sneijder, Xavi Hernández y Andrés Iniesta, y una delantera de ensueño con Lionel Messi, David Villa y Cristiano Ronaldo. En resumen, un equipo monopolizado por Fútbol Club Barcelona, Inter de Milán y Real Madrid, sin olvidar que Villa jugó medio año con el Valencia.

Jose Mourinho se impuso a Vicente Del Bosque y Pep Guardiola en el Entrenador del año

Finalmente, la votación al entrenador del año tuvo el siguiente resultado:

1.- Jose Mourinho (POR – Inter de Milán/Real Madrid): 35,92 %

2.- Vicente Del Bosque (ESP – España): 33,08 %

3.- Josep Guardiola (ESP – Fútbol Club Barcelona): 8,45 %

4.- Joachim Löw (ALE – Alemania): 5,12 %

5.- Carlo Ancelotti (ITA – Chelsea FC): 3,78 %

6.- Álex Ferguson (ESC – Manchester United): 3,66 %

7.- Óscar Tábarez (URU – Uruguay): 2,95 %

8.- Bert Van Marwijk (HOL – Holanda): 2,69 %

9.- Arsene Wenger (FRA – Arsenal FC): 2,25 %

10.- Louis Van Gaal (HOL – Bayern Munich): 1,89 %

 

Felicitaciones a todos los galardonados, pese a que los españoles tendremos que esperar un año más para ver a uno de los nuestros levantando el trofeo. Y también enhorabuena al Barcelona y a todo el trabajo de la Masía, que ha conseguido copar los tres trofeos. Ahora a todos ya les toca empezar a hacer méritos para levantar el siguiente. Y los aficionados, a seguir disfrutando al verles a todos sobre los terrenos de juego.