Con su llegada a los Timberwolves, Ricky se convertirá en el décimo español en jugar en la NBA

Aunque la presentación oficial no será hasta el final de play-off, los Wolves ya lo han confirmado. Dos años después de ser elegido en el nº5 del draft, el base de El Masnou dará el salto a la mejor liga del mundo; siempre y cuando se consiga evitar el lockout previsto para el año que viene -de ser así jugaría otra temporada en el Barça-. Aunque el jugador prefiere centrarse en el final de campaña, su desembarco en Minneapolis es ya un secreto a voces.

En principio parece el mejor momento posible para realizar la operación. Para Ricky porque está a tiempo de firmar su nuevo contrato bajo el último convenio y podrá cobrar más; para el Barça porque percibirá en torno a un millón de dólares cuando dentro de un año sólo habría sido medio; y para Minnesota porque han sido el peor equipo de la NBA con sólo 17 victorias, y además se quedaron sin el número 1 del Draft tras perder el sorteo ante los Cavaliers. El mal papel de los Wolves también puede ser positivo para el base español, que debería poder gozar de minutos para demostrar su valía al otro lado del charco; más cuando el base titular esta temporada ha sido Luke Ridnour.

Tras dos años en el Regal Barça, Ricky Rubio ha decidido dar el salto definitivo a la NBA

Si bien es cierto que su figura ha perdido algo de fuelle en los dos últimos años, el talento de Ricky Rubio para el baloncesto es innegable. Su temporada está siendo muy irregular pese a ganar la Copa y clasificarse para la final de Liga con el Barça, e incluso ha perdido la titularidad en los play-off en favor de Víctor Sada; pero enterrar con 20 años a un jugador con el futuro de Ricky es cuanto menos una auténtica temeridad. Meterse en el top5 del Draft de la NBA con apenas 18 años da buena muestra del descomunal potencial de un jugador.

Bien lo saben dos jugadores españoles que se presentaron ese mismo año y quedaron muy por debajo: Víctor Claver (nº22, Portland Trail Blazers) y Sergio Llull (nº34, Denver Nuggets). Desde entonces ambos han enlazado dos buenas temporadas en Power Electronics Valencia y Real Madrid, respectivamente. Lo más curioso es que los tres españoles son los únicos jugadores que fueron drafteados entres los cuarenta primeros en 2009 y todavía no han debutado en la NBA.

Pese a ser seleccionados en el Draft 2009, Víctor Claver y Sergio Llull no se han movido de la ACB

Con la llegada de Ricky podrían ser cinco los jugadores españoles en la NBA. Con Pau y Marc Gasol con su continuidad totalmente asegurada, y un José Manuel Calderón que ha recuperado su mejor versión sobre el parqué; la gran duda es saber si el mallorquín Rudy Fernández continuará en los Blazers, si será traspasado a otro equipo o si retornará a Europa. Y en lo que al apartado histórico se refiere, Ricky Rubio se convertirá en el décimo jugador español en jugar en la NBA. En la siguiente tabla aparecen todos los jugadores españoles que han jugado y/o participado en el draft de la NBA:

El caso más sorprendente es el de Fran Vázquez, que nunca ha jugado en NBA pese a haber sido seleccionado en 11ª posición. De todos los españoles que han concurrido al Draft, sólo Pau Gasol (3º en 2001) y Ricky Rubio (5º en 2009) han obtenido un resultado mejor. Fernando Martín abrió el camino en los Blazers, aunque tan solo disputase 24 partidos por las lesiones. Más tarde llegarían Pau Gasol y Raúl López, y fue el catalán el que abrió las puertas de par en par al resto de los nuestros. Dos anillos y una final en tres años y medio como titular indiscutible en los Lakers es algo que era totalmente impensable hace sólo un par de décadas. En 2011 ya estamos esperando a ver quién será el siguiente español en concurrir al Draft o si llegará algún otro sin pasar por el sorteo como Calderón o Garbajosa. Este año se presenta Nikola Mirotic, el jugador de origen montenegrino que compite en las categorías inferiores de la Roja de basket. Por su parte, Ricky se despide de la ACB con una Euroliga, 3 Copas del Rey, una ULEB, una FIBA EuroCup y 2 Supercopas; y aún espera sacarse la espina de la Liga perdida el año pasado. Con la selección, ya ha sido partícipe del Oro en el Eurobasket 2009 y se colgó la plata en los JJOO de Pekín 2008.

A sus 20 años, Ricky Rubio ya es un fijo en las convocatorias de Sergio Scariolo

En otro orden de cosas, la final Miami-Dallas marcha igualada a uno, tras una increíble remontada de los Mavericks con un Dirk Nowitzki estelar en el segundo partido. Pero la noticia de la semana en la NBA ha sido la retirada de uno de los mejores pivots de todos los tiempos: Shaquille O’Neal -o como le bautizó el desaparecido Andrés Montes: “El Artículo 34, hago lo que quiero, cuando quiero y cómo me da la gana”-.

Shaq se despide con un palmarés estratosférico, donde destacan especialmente los cuatro anillos de la NBA: tres con Lakers junto a Kobe Bryant (2000,2001 y 2002), ganando además en los tres el MVP de las finales, y uno con Miami (2006). También fue Rookie del Año en 2003, MVP de la temporada en 2000, máximo anotador de la temporada en 1995 y 2000, 15 veces All-Star con tres MVP incluidos, ocho veces en el mejor quinteto, dos en el segundo y cuatro en el tercero; 3 veces en el segundo mejor quinteto defensivo y una en el mejor quinteto de los Rookies. Por si fuera poco lo logrado en la NBA, con Estados Unidos también se proclamó campeón en el Mundial de 1994 y conquistó el oro olímpico en Atlanta 1996.

Shaq se despide del baloncesto profesional tras 19 temporadas en la NBA

A los 39 años ha decidido dejar el baloncesto en activo con una rueda de prensa cargada de humor y nostalgia. Tras pasar cuatro años en Orlando Magic -el equipo que le drafteó en primera posición-, vivió ocho años en los Lakers donde cosechó sus mayores éxitos. De la franquicia angelina salió por la puerta de atrás después de una agria polémica con Kobe, pero recaló en Miami Heat, donde se convirtió en el mejor aliado de Dwayne Wade para conseguir el primer anillo de la franquicia de Florida. Tras cuatro años allí, y ya con 36 primaveras llegó a jugar una temporada en Phoenix Suns, otra en Cleveland Cavaliers y la última en Boston Celtics. En total, 1423 veces ha saltado a la pista el genial pivot de New Jersey con seis camisetas distintas. Se fue nombrando a Dwight Howard como su sucesor, instándole a ganar tres o cuatro campeonatos si no quería decepcionarle; y con una frase que le dijo su padre y que quedará para la historia: “Eres estúpido. Si hubieras metido tus tiros libre serías el mejor jugador de todos los tiempos”. Con permiso del gran Michael Jordan, posiblemente hubiera sido así.

Anuncios
comentarios
  1. […] más leído últimamente Ricky Rubio jugará en los Minnesota TimberwolvesRory McIlroy pone patas arriba el mundo del golfCasey Stoner es el hombre a batirTercera liga […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s