Archivos para junio, 2011

España se proclamó Campeona de Europa sub 21 tras la victoria ante Suiza por dos a cero.

Había mucha expectación en torno a esta generación, la que debe encargarse de continuar la racha triunfal de la absoluta. La selección que comanda Vicente Del Bosque es a la par un maravilloso espejo donde mirarse y una tremenda responsabilidad. Los de Luis Milla han asumido el fútbol de toque como suyo y gozaban de una plantilla para aspirar a todo.

España partía como máxima favorita y no ha defraudado. La victoria ante Suiza con golazos de Ander Herrera –que cabeceó desde segunda línea un pase maravilloso de Didac Vilá- y de Thiago Alcántara –con un saque rápido de falta desde 40 metros que se coló por la escuadra- confirmó los pronósticos y puso la guinda a la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012; donde el fútbol español retornará tras perderse las dos últimas ediciones.

Thiago celebra con De Gea el segundo gol de España que sentenciaba la final

Tras diversas probaturas en el principio del campeonato, Milla dio con la tecla y conjuntó un once que los aficionados ya se han aprendido de carrerilla. De Gea bajo palos, Botía y Domínguez en el eje de la zaga con Montoya y Vilá en las bandas. Javi Martínez como guardián del centro del campo con el cuarteto de jugones por delante –Thiago, Ander, Mata y Muniaín-. En punta Adrián, que ha recuperado la confianza –y de qué manera- y se ha hecho con solvencia con la Bota de Oro del torneo con cinco dianas.

Pero si el once inicial habla a las claras del nivel español, la calidad de los suplentes no se queda atrás: hombres como Bojan, Parejo, Azpilicueta, Jeffren, Capel, San José, Víctor Ruiz o Nsue. Todos ellos jugando en la élite y muchos como titulares indiscutibles en sus respectivos equipos.

La mitad de ellos no sabe donde jugará el año que viene. Bojan suena para la Roma, parece que De Gea marchará rumbo a Old Trafford, el Barça ha recuperado el interés por Mata, también sonó José Ángel, Jeffren podría entrar en alguna operación… Constantes dimes y diretes que otorgan más mérito si cabe al logro realizado. Han demostrado con creces que son capaces de abstraerse de todo eso y dedicarse a jugar. Y jugar es lo que mejor hacen.

David De Gea, el muro de la Rojita, suena con fuerza para la portería del United

La andadura empezó con ciertas dudas ante Inglaterra, donde la superioridad en el juego no se manifestó en el marcador; que finalmente registró un empate a uno tras igualar al final Danny Welbeck el gol inicial de Ander Herrera. Pero ahí se acabaron las concesiones: 0-2 ante la República Checa con doblete de Adrián y 0-3 ante Ucrania con dos de Mata y uno de Adrián.

Y como no había cuartos de final, el sufrimiento tuvo que llegar en semifinales. Bielorrusia tuvo contra las cuerdas a la Rojita tras el gol de Andrei Voronkov, hasta que Adrián marcó el gol que forzaba la prórroga en el minuto 89 y hacia justicia. En el añadido España no dio opción y Adrián puso el 2-1 en el 105. Un trallazo de Jeffren en el 113 rubricaba la victoria, que suponía la presencia en Londres de forma definitiva. La final contra Suiza fue una fiesta, con los goles de Ander y Thiago; que además fue nombrado MVP de la final.

Los premiados: Adrián (Bota de Oro y Mejor Jugador), Thiago (MVP de la final) y Mata (máximo asistente)

España copó los premios del torneo, con Adrián como Bota de Oro y Mejor Jugador y con Mata como máximo asistente. Por si fuera poco, en todos los partidos el MVP fue español: Thiago y Adrián en dos ocasiones cada uno y Mata en el restante.

Una vez más nuestro fútbol ha vuelto a dar una lección. Empezando por Mata y Javi Martínez, tan ilusionados por hacerse con este trofeo como hace un año cuando ganaron el mundial con la absoluta –Busquets también se ofreció pero Del Bosque se negó-. Y con jugadores como Thiago, De Gea, Muniaín, Ander Herrera, Botía… llamados a ser superestrellas del balompié en los próximos años. Deberán unirse a los Piqué, Fabregas, Silva, Pedro, Iniesta… para seguir llevando a la selección hacia grandes cotas. El relevo está asegurado.

Los jugadores celebran el Europeo sub 21, que se suma al Mundial y la Eurocopa logrados por la absoluta

Sólo cuatro jugadores disputaron todos los minutos del torneo –De Gea, Vilá, Botía y Thiago-Pero aunque hubo varios nombres que destacaron, es de justicia acordarse de cada uno de los 23 de Milla.

Los números de nuestros campeones de Europa son estos:

Ahora toca disfrutar del nuevo éxito y empezar a preparar los Juegos de Londres, donde no puede haber otro objetivo que no sea el oro.

Si se cumplen los plazos, Serge Ibaka ayudará a la "eñe" a revalidar su corona en el Eurobasket

Era un secreto a voces. El congoleño le ha ganado la partida a Mirotic y será el jugador de origen extranjero que representará a la eñe en Lituania, donde la Roja de basket tratará de revalidar el cetro europeo logrado en Polonia en 2009 ante Serbia. La gran temporada de Ibaka en los Thunder han pesado sobre la decisión, ante un Mirotic de enorme talento pero todavía por curtir. La cuestión es que el africano todavía no ha logrado la nacionalidad, y existe la posibilidad de que no lo consiga, por lo que las opciones del montenegrino todavía no son nulas; aunque en principio acudirá al Europeo sub-20 de Bilbao.

Las ausencias más notables serán las de Garbajosa y Mumbrú (retirada) y la de Fran Vázquez (lesión)

La lista no ha presentado grandes sorpresas, ya que tras confirmarse la retirada de dos mitos como Jorge Garbajosa y Álex Mumbrú y la renuncia por diversas lesiones de Fran Vázquez; que será sin duda la gran ausencia en la selección. Pese a ello, los 15 nombres que ha dado esta mañana Sergio Scariolo deben ser claros favoritos al oro.

Los elegidos son los siguientes:

JOSÉ MANUEL CALDERÓN

Base, 29 años – Toronto Raptors

El base extremeño ha recuperado su mejor versión en la NBA y será el encargado de dirigir a la Roja una vez más. A sus 29 años afrontará la competición más fresco que el resto de ÑBAs, ya que no los Raptors no lograron colarse en play-off y ha tenido más vacaciones.

RICKY RUBIO

Base, 20 años – Minnesota Timberwolves

Pese a su irregular temporada nadie dudaba de que Scariolo contaba con él. Llegará más relajado una vez anunciada su marcha a la NBA, y como en el Barça deberá jugarse contra Víctor Sada el puesto de base suplente.  Además estará con ganas de mostrarse en el escaparate previo a su viaje a Estados Unidos.

VÍCTOR SADA

Base, 27 años – Regal F.C. Barcelona

La llamada de Scariolo ha supuesto el gran final a la excelente temporada del canterano culé, que llegó a desplazar a Ricky Rubio a la suplencia en los momentos decisivos. En los últimos años ha ido ganando en experiencia y a los 27 está cerca de su madurez, con lo que puede aportar muy buenos minutos en el parqué.

SERGIO LLULL

Escolta, 23 años – MMT Real Madrid

El balear ha vuelto a cuajar una gran temporada en el Real Madrid, donde fue una pieza clave para llegar a la Final Four. Dada su gran versatilidad servirá tanto para dar descanso a Navarro como para ejercer de base improvisado en algún momento. Está llamado a ser una de las referencias clave en el futuro.

JUAN CARLOS NAVARRO

Escolta, 31 años – Regal F.C. Barcelona

El Barça le echó de menos cuando se lesionó, pero cuando volvió lo hizo con más fuerza. Llevó a los suyos a conquistar la ACB y fue nombrado por segunda vez MVP de las finales, además de ser elegido por quinta vez en su carrera en el quinteto ideal de la Euroliga. A su edad es consciente de que le quedan pocas grandes citas con la Roja, por lo que como siempre lo dará todo. Será el encargado de llevar el brazalete de capitán.

RAFA MARTÍNEZ

Escolta, 29 años – Power Electronics Valencia

Scariolo ha vuelto a recompensar el buen hacer del catalán con una nueva llamada, y Rafa espera terminar de convencerle para evitar ser uno de los descartes -como le sucediera el año pasado-. Con Navarro y Llull como rivales parece una misión complicada.

RUDY FERNÁNDEZ

Alero, 26 años – Portland Trail Blazers

Tras otra temporada agridulce en la NBA, Rudy volverá a tener opciones de desquitarse con la Roja; donde siempre firma actuaciones memorables -en 2009 ya fue el mejor alero del EuroBasket-. Su misión será echarse al equipo a la espalda cuando los contrarios se preocupen demasiado por marcar a Pau, amén de coser a triples y penetraciones a los rivales.

FERNANDO SAN EMETERIO

Alero, 27 años – Caja Laboral

Lleva años siendo una referencia en la ACB y ahora debe dar un paso al frente en la Roja, sobre todo con las ausencias de Garbajosa y Mumbrú. Debe ganarse la confianza del míster cuando le de minutos y seguir trabajando de forma incansable como hasta ahora.

CARLOS SUÁREZ

Alero, 24 años – MMT Real Madrid

Pese a que no ha sido su mejor temporada, el potencial del alero madrileño queda fuera de toda duda. Aun así es uno de los nombres que aparecen en las quinielas entre los posibles descartes. Con Rudy como indiscutible y San Emeterio por delante no tendrá nada sencillo estar en la cita, pero se espera mucho de él en el futuro.

VÍCTOR CLAVER

Ala-pivot, 22 años – Power Electronics Valencia

Su versatilidad para jugar tanto de 3 como de 4 le dan un plus que puede ser decisivo a la hora de elaborar la lista definitiva. El valenciano ha seguido creciendo en su casa y ya fue primera ronda del Draft hace dos años, por lo que talento le sobra. Tendrá que aprovechar sus minutos.

PAU GASOL

Ala-pivot, 30 años – Los Angeles Lakers

Sin duda la estrella de la Selección. El fracaso en play-off con los Lakers le hará llegar más descansado; y junto a Dirk Nowitzki será el máximo favorito para hacerse con el trofeo de mejor jugador y con el de máximo anotador. Si Pau está mentalizado España será casi invencible.

SERGE IBAKA

Ala-pivot, 21 años – Oklahoma City Thunder

Se ha consolidado en la élite del baloncesto tras hacerse con un hueco en el quinteto de los Thunder, donde se ha convertido en uno de los mejores aliados de Kevin Durant en uno de los equipos de moda en la NBA. Si llegan los papeles formará junto a los hermanos Gasol una zona interior temible.

MARC GASOL

Pivot, 26 años – Memphis Grizzlies

Marc ha dejado de ser el hermano de Pau, tanto en la NBA en general como en Memphis en particular. Ha sido pieza indispensable de los históricos Grizzlies que lograron colarse en semifinales de conferencia y poner contra las cuerdas a los Thunder. Y encima con España tendrá a su hermano como aliado, por lo que las expectativas para Marc son altas.

FELIPE REYES

Pivot, 31 años – MMT Real Madrid

Pese a que su rendimiento ha descendido en los últimos tiempos, y que ha dado indicios de su decadencia; para Scariolo es un fijo en el vestuario -y más con la ausencia de Fran Vázquez-. Parece difícil que Xavi Rey vaya a quitarle el sitio, pero tampoco deberá despistarse.

XAVI REY

Pivot, 24 años – Gran Canaria 2014

El jugador catalán ha recibido la llamada de Scariolo por su gran papel en el equipo insular, pero todo hace suponer que será el primer descarte. Las intenciones del técnico parecen ser las de ir introduciéndole en el equipo con la mirada puesta en el futuro, pero para Xavi será una magnífica oportunidad para aprender.

Todavía queda más de un mes para el inicio del EuroBasket, que dará comienzo el 30 de Agosto y que finalizará el 18 de Septiembre. España tendrá un grupo difícil en el que jugará -por este orden- contra: Polonia, el 2º clasificado de la previa que jugarán Finlandia, Hungría y Portugal; Gran Bretaña, Lituania y Turquía. No es el grupo ideal, pero cuando vas a ganar no tienes que temer a nadie.

A sus 22 años, el norirlandés Rory McIlroy ha arrasado en el US Open para conquistar su primer "grande"

El golfista norirlandés se ha consolidado como la mayor aparición en el mundo del golf desde 1997, cuando un jovencísimo Tiger Woods se hacía con el Masters de Augusta. En esta ocasión ha sido el Open USA el escenario elegido para ver surgir a una nueva estrella: Se llama Rory McIlroy y acaba de cumplir 22 años, lleva desde 2009 apuntando muy alto y finalmente ha conseguido el plato grande: un Major.

Woods lo consiguió con casi un año menos, pero McIlroy no se ha limitado a ganar. Ha arrasado, batiendo el récord de golpes totales de la historia del torneo -y dejándose llevar el último día-. Cuatro mágicas tarjetas de 65, 66, 68 y 69 para un total de 268 golpes, cuatro por debajo de una histórica marca que compartían golfistas de la talla de Jack Nicklaus, Lee Janzen, Jim Furyk y el propio Tiger Woods. Rory partía el último día con una cómoda ventaja de ocho golpes, pero con el desastre de Augusta en la mente de todos los presentes. Allí tiró el torneo por la borda con un horrible recorrido de 80 golpes en la jornada final. Llegaba líder con cuatro de ventaja y acabó en la decimoquinta posición final.

McIlroy ha sido la gran aparición en el mundo del golf desde que Tiger Woods ganará en Augusta en 1997

Tras ser tercero en el Abierto Británico y el PGA Open en 2010 tenía el primer grande en su mano, pero pagó cara su inexperiencia y finalmente la chaqueta verde fue a parar a manos del sudafricano Charl Schwartzel. Pero en el abierto estadounidense las sensaciones eran muy distintas. La distancia con la que afrontaba los últimos 18 hoyos era el doble, y la solidez mostrada en los tres primeros días de competición hacían pensar que por fin McIlroy iba a inaugurar su palmarés en el que es probablemente el torneo más prestigioso del mundo.

Es su tercer título como profesional, tras los logrados en 2009 en Dubai (Circuito Europeo) y en 2010 en el Quail Hollow Championship del circuito PGA; algo que tampoco conseguía ningún menor de 21 desde Tiger. Su palmarés se completa con dos grandes victorias en equipo: el Seve Trophy de 2009, donde se proclamó campeón con el equipo de Gran Bretaña e Irlanda; y la Ryder Cup de 2010, donde ayudó al equipo europeo a hacerse con el título.

Y por si fuera poco, se coloca ya en la cuarta posición del ranking mundial; solamente superado por los ingleses Luke Donald y Lee Westwood y el alemán Martin Kaymer. Que acaba encabezando la lista parece cuestión de meses, y quien sabe si estamos asistiendo al origen de una nueva hegemonía en el golf mundial. El norirlandés no puede dejar pasar la oportunidad motivada por el vacío de poder que ha dejado Woods en la élite del golf mundial.

Sergio García ha puesto fin a su mala racha de resultados con un 7º puesto en el US Open

En cuanto a los españoles, Sergio García volvió al top 10 de un Major al acabar en séptima posición. Finalmente acabó a un solo golpe de los terceros, a tres del segundo -el australiano de 23 años Jason Day- y a once del intratable McIlroy. La mejor noticia es la regularidad mostrada, con tarjetas de 69, 71, 69 y 70; espantando así los fantasmas de los dos últimos días que le han perseguido recientemente. El de Castellón ha recuperado sensaciones y parece decidido a volver a la élite del golf mundial para quedarse.

Por su parte, Álvaro Quirós falló el último día -78 golpes- y cayó hasta la 54ª posición; mientras que Miguel Ángel Jiménez no logró pasar el corte.

Se veía venir desde la pretemporada, el australiano tiene una moto muy rápida y la tiene totalmente por la mano. Ya desde finales de la temporada pasada Honda dio un paso al frente y se mostró superior a Yamaha, con Pedrosa recortando puntos a Lorenzo hasta su lesión. Y este 2011 no ha hecho más que corroborar dicho dominio. Stoner y Pedrosa dominaban los cronos, y sólo el buen hacer de Lorenzo minimizaba la ventaja. Pese a que perdió el liderato en la segunda carrera y que no lo ha recuperado hasta la sexta, es el máximo favorito en todas las quinielas.

El australiano Casey Stoner se ha convertido en el favorito a suceder a Lorenzo en el palmarés de MotoGP

Qatar -como casi siempre- fue territorio Stoner, con Lorenzo y Pedrosa completando el podium. Su victoria ya empezó a generar cierta inquietud en el paddock, que veía en el australiano aquel piloto que en 2007 aplastó a todos los demás con la Ducati -único título de la marca italiana en toda la historia-. Precisamente los dos españoles se postulaban como las dos únicas alternativas viables, con un Valentino Rossi en un año de transición y un Andrea Dovizioso al que parece que siempre le falta un pasito.

Llegó Jerez y llegó la segunda pole, pero la lluvia que cayó el domingo igualó las fuerzas y Stoner se vio obligado a abandonar cuando Rossi se cayó intentando adelantarle y se le llevó consigo. Ganó Lorenzo por delante de Pedrosa y Hayden, y se aupó a un liderato que ya se presuponía ficticio. Pero un mes después, el australiano sólo pudo ser tercero en Estoril tras Pedrosa y Lorenzo -que además hizo la pole-. Casey confirmó tras la prueba que no se había encontrado al cien por cien físicamente, lo que provocó la aparición de viejos fantasmas del pasado -aquellos que en 2009 le obligaron a parar durante tres carreras-. Se colocaba el mallorquín con 20 puntos de ventaja en la general, mostrando la gran regularidad que le llevó a proclamarse campeón en 2010. Pero a partir de ahí Stoner inició una magnífica racha de tres victorias consecutivas en Le Mans, Montmeló y Silverstone; logrando además dos nuevas poles -sólo Simoncelli logró quitársela in extremis en Catalunya-.

La lesión de Dani Pedrosa dejó a Stoner como la clara referencia del equipo Repsol Honda en este 2011

En Francia Dovizioso y Rossi le acompañaron en el cajón, con Lorenzo en cuarta posición y Pedrosa lesionado tras la enésima acción dudosa de Simoncelli. En Catalunya las Yamaha mostraron cierta mejoría, pero Stoner volvió a mostrarse intratable y se impuso a Lorenzo y Spies. La general se apretaba cada vez más y la ventaja de Jorge ya había menguado hasta los siete puntos.

En esta tesitura desembarcaba el mundial en el aguacero de Silverstone, donde el balear pagó su exceso de fogosidad y se fue al suelo, poniendo así fin a una racha de más de 30 carreras finalizando entre los cuatro primeros. Mientras, Stoner seguía a lo suyo y demostraba que tampoco en mojado tiene rival a día de hoy. Andrea Dovizioso y Colin Edwards -tan solo una semana después de ser operado- se encargaron de escoltarle en el cajón.

Casey logró la cuarta victoria del año bajo la lluvia de Silverstone

Casey sale así de Gran Bretaña con una distancia de 18 puntos en la general, y sobre todo con la sensación de que esa ventaja no hará sino aumentar a lo largo de las próximas carreras. Que de la misma forma que en las otras dos categorías con Nico Terol y Stefan Bradl, el título de MotoGP 2011 ya tiene dueño salvo sorpresa. La temporada es muy larga y todo puede dar muchas vueltas, pero lo que todos tienen claro ahora mismo es que el australiano es el único que puede perder el título. Cuatro poles y cuatro victorias en seis carreras son sus credenciales; y echando un vistazo a la tabla parece claro que sólo Lorenzo puede intentar poner cierto picante a la temporada:

La lesión de Pedrosa ha dejado el título en cosa de dos y obliga a Lorenzo a no cometer ningún fallo y esperar a que Casey si lo haga. Parece poco probable dada la fiabilidad del australiano, que sueña con emular a su ídolo Mick Doohan conquistando un mundial a lomos de una HRC, que a su vez no conquista el mundial de pilotos desde 2006 (Nicky Hayden). Además, en el camino a su segundo mundial, puede seguir engordando sus estadísticas para seguir haciendo historia.

Tras Rossi, es el segundo piloto con más victorias en MotoGP desde que desaparecieron las 500; y es el piloto con mayor número de victorias en la era de las 800. Por si fuera poco, con sus cuatro victorias de esta temporada ya se ha convertido en el sexto piloto de la historia con más victorias en la categoría reina, tras superar las 25 de Kevin Schwantz. Los cinco nombres que le quedan por delante son como para quitar la respiración -y en lo que a españoles se refiere, Lorenzo igualó a Criville como español con más victorias tras su triunfo en Jerez-:

Todos los pilotos con más victorias que Stoner tienen al menos cuatro mundiales, y todo hace suponer que antes de final de temporada ya habrá superado las 31 de Lawson. Hailwood estará difícil esta temporada, pero también parece obvio que le acabará alcanzando. Doohan, Agostini y Rossi ya son otra historia, pero no hay que olvidar que Casey sólo tiene 25 años. Tiene tiempo de sobra para agrandar su leyenda.

El australiano busca su segundo título de MotoGP tras el conquistado en 2007 con Ducati

7-5, 7-6, 5-7, 6-1; un marcador para la historia.

Rafa Nadal se dejó caer por sexta vez sobre la arcilla parisina tras derrotar a Roger Federer

Cuatro sets ha necesitado Rafa para alzarse con su sexto Roland Garros, el cuarto que consigue con Roger Federer al otro lado de la pista. Y por primera vez lo ha hecho contra pronóstico, sin desplegar –ni de lejos- su mejor tenis salvo fogonazos; y con la amenaza de una final con Djokovic, que acariciaba el número uno del mundo y llegaba dispuesto a batir el récord de John McEnroe de victorias al inicio de una temporada.

Pero enterrar a Rafa es ridículo, y más hacerlo sobre tierra (lamento el chiste malo). Con ayuda de Roger, que le quito de en medio a Nole en semifinales; ha igualado la mítica marca de Bjorn Borg, y con 6 títulos de Roland Garros ya puede decir que no hay nadie que haya ganado más que él. El sueco lo consiguió en 8 ediciones, mientras Nadal sólo ha necesitado 7.

Rafa Nadal ha igualado la marca de seis Roland Garros que el sueco Bjorn Borg estableció en 1981

Cuatro finales ante Roger, una ante Mariano Puerta –la primera- y otra ante Robin Soderling –el año pasado-. Con la única derrota ante el mismo Soderling en 2009, el mallorquín mantiene el impresionante balance de 45-1 en las tierras parisinas. En 2012 volverá para tratar de superar al sueco y conquistar la séptima Copa de los Mosqueteros para liderar el ranking histórico en solitario, pero al menos durante un año lo compartirá con todo un mito de este deporte.

Pero cuando se salta a la pista de poco valen los éxitos pasados, ni las malas rachas actuales. Tras conquistar el llamado “Clay Slam” en 2010 –Montecarlo, Roma, Madrid y Roland Garros-, el 2011 no estaba siendo igual de productivo, debido básicamente a un hombre: Novak Djokovic. El serbio le había ganado cuatro partidos consecutivos, todos ellos en finales de Masters 1000: Indian Wells y Miami en pista dura, lo que entraba dentro de lo factible; y Madrid y Roma en tierra batida, lo que resultaba mucho más sorprendente y daba fe del descomunal momento de forma de Nole.

Pese a haber llegado a la final de todos los Masters 1000 del año, Rafa llegaba a París con sólo dos títulos en la temporada: el Masters 1000 de Montecarlo y el 500 de Barcelona (Godó para los amigos); aprovechando en ambos la ausencia del serbio. De ahí las dudas generadas antes del comienzo del Grand Slam de arcilla. Sólo Nikolai Davydenko había conseguido lo mismo que ha hecho Djokovic este año: ganarle cuatro encuentros seguidos al español.

Djokovic cayó ante Federer en semifinales y tendrá que esperar para hacerse con el número uno

Y las dudas aumentaron exponencialmente en los primeros compases del torneo, sobre todo en el duelo inicial contra John Isner. De sobra es sabido que un encuentro inicial contra el cañonero norteamericano no es plato de gusto para jugadores del perfil de Rafa, pero nadie esperaba verle contra las cuerdas a las primeras de cambio. Nadal necesitó cinco sets para dar la vuelta a un partido que se le había puesto 2 a 1 abajo, tras perder los tie-break del segundo y tercer set.

El siguiente rival fue el Pablo Andújar, al que se impuso en tres engañosos sets. Sólo los nervios del conquense en el tercero le privaron de ganarle por primera vez un set al número uno del mundo. Rafa ya estaba en tercera ronda, pero las sensaciones no eran nada positivas. Allí se encontró con el desconocido croata Antonio Veic, que no fue rival ni para un Nadal a medio gas.

Llegaban las rondas finales y al otro lado de la pista se plantó otro croata, pero con mucho más cartel: el veterano Ivan Ljubicic. Fue otro partido engañoso a tres sets, ya que sólo el mayor acierto del español en los puntos clave decidió las mangas. Con más sombras que luces llegaban los cuartos de final, y el contrincante traía malos recuerdos: Robin Soderling. Pero resurgió el mejor Rafa y el sueco no fue rival en ningún momento del partido, por lo que se tuvo que despedir de París en cuartos tras dos finales consecutivas.

Rafa Nadal ofreció su mejor versión en cuartos de final ante el sueco Robin Soderling

El penúltimo escollo fue el escocés Andy Murray, que confirmó su mejoría sobre arcilla con su mejor resultado en Roland Garros; pero se vio impotente ante Nadal. Y como ya venía siendo costumbre, el mallorquín ganó en tres sets pero muy apretados; mientras Roger Federer le echaba una mano venciendo a Djokovic. El suizo decidió obsequiar a su némesis por su 25º cumpleaños con un día más como mínimo al frente de la ATP, y de paso se plantó en su quinta final parisina. Días como el de hoy hacen ver que el de Basilea hizo bien en aprovechar la ocasión que se le presentó en 2009 con la lesión de Rafa, ya que si no quizás nunca hubiera ganado los cuatro grandes.

En la final hubo de todo: gran tenis por momentos con bajadas de rendimiento frecuentes de ambos. Rafa remontó un primer set que tenía perdido, y tras desperdiciar un break de ventaja en dos ocasiones en el segundo consiguió imponerse con solvencia en el desempate. Federer remontó en el tercer set y pospuso la contienda hasta el cuarto set, donde el mallorquín ya no dio ninguna opción al suizo y le endosó un claro 6-1 para agrandar más su leyenda.

Por cuarta vez se repitió la foto: Roger Federer finalista de Roland Garros ante Rafa Nadal

Por lo que respecta al resto de españoles, hubo de cal y de arena casi a partes iguales. David Ferrer y Albert Montañes acompañaron a Rafa hasta octavos de final, pero no pudieron acceder a cuartos tras caer en cinco sets ante Gael Monfils y Fabio Fognini.

Lo de Montañes fue más doloroso, ya que su despedida se produjo tras perder 11-9 en el quinto, ante un jugador italiano que estaba totalmente acalambrado y prácticamente no podía sacar. Albert se bloqueó y no supo cerrar, lo que regaló a Djokovic el pase a las semifinales sin jugar, ya que Fognini no pudo ni tan siquiera saltar a pista. Ferrer cayó en un disputado partido donde Monfils hizo valer el calor de la grada para eliminar al de Jávea.

David Ferrer no pudo meterse en octavos tras caer en cinco sets ante el número uno local Gael Monfils

En tercera ronda habían caído Fernando Verdasco ante Ljubicic y Guillermo García-López ante Fognini; en segunda perdieron Marcel Granollers ante Richard Gasquet, Rubén Ramírez-Hidalgo ante Montañes, Pere Riba ante Janko Tipsarevic, Albert Ramos ante Soderling y el ya mencionado Pablo Andújar ante Nadal. Se marcharon sin ganar ni un solo encuentro del cuadro general Daniel Gimeno Traver, Javier Martí, Feliciano López y Nico Almagro, que dio la gran sorpresa negativa de la Armada al caer a las primeras de cambio tras desperdiciar dos sets de ventaja ante el polaco Lukasz Kubot.

Pero el 5 de Junio pasará a la historia por culpa del de siempre, del mismo Rafa que tantas tardes de sofá y tenis nos ha brindado y nos brindará. Para siempre será el día en que Nadal batió por cuarta vez a Federer en la final de París para conquistar su sexto Roland Garros, el que le iguala con Borg.

Son ya diez títulos de Grand Slam, una cifra que previamente sólo habían alcanzado el mismo Borg con 11, Pete Sampras con 14, y evidentemente Roger Federer con 16. En lo que refiera a títulos totales, ya ocupa la undécima posición histórica con 46, todavía muy lejos de los 108 de Jimmy Connors. En esta estadística Federer es 4º con 67 títulos, siendo ya el único en activo que tiene más que Rafa. En tierra batida suma 32 de esos títulos, sólo por detrás del austriaco Thomas Muster (40) y el argentino Guillermo Vilas (45).

El récord de 45 títulos sobre arcilla del argentino Guillermo Vilas no está seguro con Rafa en el circuito

Además, gracias a la derrota de Nole en semifinales, Rafa podrá llegar a las 100 semanas como número uno del mundo. Sólo siete mitos del tenis alcanzaron semejante cifra. De menor a mayor: Andre Agassi (101), Bjorn Borg (109), John McEnroe (170), Jimmy Connors (268), Ivan Lendl (270), Roger Federer (285) y Pete Sampras (286). Palabras mayores que crecen todavía más al mirar el DNI de Rafa Nadal y observar que acaba de cumplir 25 años. Habrá que ver hasta donde aguantan sus rodillas, pero esperemos que sea mucho tiempo porque otro jugador así difícilmente saldrá en décadas.

Para España es el décimo cuarto Roland Garros, ya que a los seis de Nadal se le suman los dos de Manolo Santana y de Sergi Bruguera y los de Andrés Gimeno, Carlos Moyá, Albert Costa y Juan Carlos Ferrero.

Por último, en féminas la ganadora fue la china Na Li, que se convierte así en la primera mujer asiática en conquistar un Grand Slam, desquitándose así de su derrota en la final de Australia ante la belga Kim Clijsters. Se impuso en la final en dos sets a la italiana Francesca Schiavone, que defendía el título logrado en 2010 y se consolida así como una de las grandes raquetas del circuito.

La china Na Li conquistó su primer título de Grand Slam tras imponerse a la italiana Schiavone

Las españolas estuvieron discretas, con Nuria Llagostera en tercera ronda como mejor resultado, donde cayó ante la rusa Anastasia Pavlyuchenkova; mientras que en segunda ronda se quedaron María José Martínez, Silvia Soler y Anabel Medina. A las primeras de cambio perdieron Lourdes Domínguez, Arantxa Parra y Laura Pous.

Además, el granadino Roberto Carballés y el valenciano Andrés Artuñedo han conquistado el título en la categoría de dobles júnior, convirtiéndose en la tercera pareja española que lo consigue tras las victorias de Tommy Robredo y Marc López en 2000 y de Pablo Andújar y Marcel Granollers en 2004.

Robert Carballés y Andrés Artuñedo se hicieron con el título de dobles en categoría junior

El cuadro de honor del torneo se completa con las victorias del bielorruso Max Mirnyi y el canadiense Daniel Nestor en el dobles masculino; y de las checas Andrea Hlavackova y Lucie Hradecka en el femenino.

Con su llegada a los Timberwolves, Ricky se convertirá en el décimo español en jugar en la NBA

Aunque la presentación oficial no será hasta el final de play-off, los Wolves ya lo han confirmado. Dos años después de ser elegido en el nº5 del draft, el base de El Masnou dará el salto a la mejor liga del mundo; siempre y cuando se consiga evitar el lockout previsto para el año que viene -de ser así jugaría otra temporada en el Barça-. Aunque el jugador prefiere centrarse en el final de campaña, su desembarco en Minneapolis es ya un secreto a voces.

En principio parece el mejor momento posible para realizar la operación. Para Ricky porque está a tiempo de firmar su nuevo contrato bajo el último convenio y podrá cobrar más; para el Barça porque percibirá en torno a un millón de dólares cuando dentro de un año sólo habría sido medio; y para Minnesota porque han sido el peor equipo de la NBA con sólo 17 victorias, y además se quedaron sin el número 1 del Draft tras perder el sorteo ante los Cavaliers. El mal papel de los Wolves también puede ser positivo para el base español, que debería poder gozar de minutos para demostrar su valía al otro lado del charco; más cuando el base titular esta temporada ha sido Luke Ridnour.

Tras dos años en el Regal Barça, Ricky Rubio ha decidido dar el salto definitivo a la NBA

Si bien es cierto que su figura ha perdido algo de fuelle en los dos últimos años, el talento de Ricky Rubio para el baloncesto es innegable. Su temporada está siendo muy irregular pese a ganar la Copa y clasificarse para la final de Liga con el Barça, e incluso ha perdido la titularidad en los play-off en favor de Víctor Sada; pero enterrar con 20 años a un jugador con el futuro de Ricky es cuanto menos una auténtica temeridad. Meterse en el top5 del Draft de la NBA con apenas 18 años da buena muestra del descomunal potencial de un jugador.

Bien lo saben dos jugadores españoles que se presentaron ese mismo año y quedaron muy por debajo: Víctor Claver (nº22, Portland Trail Blazers) y Sergio Llull (nº34, Denver Nuggets). Desde entonces ambos han enlazado dos buenas temporadas en Power Electronics Valencia y Real Madrid, respectivamente. Lo más curioso es que los tres españoles son los únicos jugadores que fueron drafteados entres los cuarenta primeros en 2009 y todavía no han debutado en la NBA.

Pese a ser seleccionados en el Draft 2009, Víctor Claver y Sergio Llull no se han movido de la ACB

Con la llegada de Ricky podrían ser cinco los jugadores españoles en la NBA. Con Pau y Marc Gasol con su continuidad totalmente asegurada, y un José Manuel Calderón que ha recuperado su mejor versión sobre el parqué; la gran duda es saber si el mallorquín Rudy Fernández continuará en los Blazers, si será traspasado a otro equipo o si retornará a Europa. Y en lo que al apartado histórico se refiere, Ricky Rubio se convertirá en el décimo jugador español en jugar en la NBA. En la siguiente tabla aparecen todos los jugadores españoles que han jugado y/o participado en el draft de la NBA:

El caso más sorprendente es el de Fran Vázquez, que nunca ha jugado en NBA pese a haber sido seleccionado en 11ª posición. De todos los españoles que han concurrido al Draft, sólo Pau Gasol (3º en 2001) y Ricky Rubio (5º en 2009) han obtenido un resultado mejor. Fernando Martín abrió el camino en los Blazers, aunque tan solo disputase 24 partidos por las lesiones. Más tarde llegarían Pau Gasol y Raúl López, y fue el catalán el que abrió las puertas de par en par al resto de los nuestros. Dos anillos y una final en tres años y medio como titular indiscutible en los Lakers es algo que era totalmente impensable hace sólo un par de décadas. En 2011 ya estamos esperando a ver quién será el siguiente español en concurrir al Draft o si llegará algún otro sin pasar por el sorteo como Calderón o Garbajosa. Este año se presenta Nikola Mirotic, el jugador de origen montenegrino que compite en las categorías inferiores de la Roja de basket. Por su parte, Ricky se despide de la ACB con una Euroliga, 3 Copas del Rey, una ULEB, una FIBA EuroCup y 2 Supercopas; y aún espera sacarse la espina de la Liga perdida el año pasado. Con la selección, ya ha sido partícipe del Oro en el Eurobasket 2009 y se colgó la plata en los JJOO de Pekín 2008.

A sus 20 años, Ricky Rubio ya es un fijo en las convocatorias de Sergio Scariolo

En otro orden de cosas, la final Miami-Dallas marcha igualada a uno, tras una increíble remontada de los Mavericks con un Dirk Nowitzki estelar en el segundo partido. Pero la noticia de la semana en la NBA ha sido la retirada de uno de los mejores pivots de todos los tiempos: Shaquille O’Neal -o como le bautizó el desaparecido Andrés Montes: “El Artículo 34, hago lo que quiero, cuando quiero y cómo me da la gana”-.

Shaq se despide con un palmarés estratosférico, donde destacan especialmente los cuatro anillos de la NBA: tres con Lakers junto a Kobe Bryant (2000,2001 y 2002), ganando además en los tres el MVP de las finales, y uno con Miami (2006). También fue Rookie del Año en 2003, MVP de la temporada en 2000, máximo anotador de la temporada en 1995 y 2000, 15 veces All-Star con tres MVP incluidos, ocho veces en el mejor quinteto, dos en el segundo y cuatro en el tercero; 3 veces en el segundo mejor quinteto defensivo y una en el mejor quinteto de los Rookies. Por si fuera poco lo logrado en la NBA, con Estados Unidos también se proclamó campeón en el Mundial de 1994 y conquistó el oro olímpico en Atlanta 1996.

Shaq se despide del baloncesto profesional tras 19 temporadas en la NBA

A los 39 años ha decidido dejar el baloncesto en activo con una rueda de prensa cargada de humor y nostalgia. Tras pasar cuatro años en Orlando Magic -el equipo que le drafteó en primera posición-, vivió ocho años en los Lakers donde cosechó sus mayores éxitos. De la franquicia angelina salió por la puerta de atrás después de una agria polémica con Kobe, pero recaló en Miami Heat, donde se convirtió en el mejor aliado de Dwayne Wade para conseguir el primer anillo de la franquicia de Florida. Tras cuatro años allí, y ya con 36 primaveras llegó a jugar una temporada en Phoenix Suns, otra en Cleveland Cavaliers y la última en Boston Celtics. En total, 1423 veces ha saltado a la pista el genial pivot de New Jersey con seis camisetas distintas. Se fue nombrando a Dwight Howard como su sucesor, instándole a ganar tres o cuatro campeonatos si no quería decepcionarle; y con una frase que le dijo su padre y que quedará para la historia: “Eres estúpido. Si hubieras metido tus tiros libre serías el mejor jugador de todos los tiempos”. Con permiso del gran Michael Jordan, posiblemente hubiera sido así.