El rojo Ferrari seguirá siendo el color de Fernando Alonso hasta 2016

Era un secreto a voces y ayer se hizo oficial. El bicampeón español terminará su carrera en la F1 con Ferrari tras consumar su renovación hasta el año 2016. Y de la misma forma que el asturiano ha renovado su contrato, también parece haber renovado sus esperanzas para esta temporada; donde hasta ahora los Red Bull -y sobre todo Vettel- apenas han dado síntomas de debilidad, consiguiendo tres victorias y un segundo puesto en las cuatro carreras disputadas. Parecen intratables, pero Alonso tiene motivos para el optimismo. El Ferrari cada vez va mejor y Montmeló podría ser el punto de inflexión para el resto del año.

Tras ser cuarto en la cita inaugural de Australia, por detrás de Vettel, Hamilton y Petrov; en Sepang tuvo que conformarse con la sexta posición tras tocarse con Hamilton cuando iba directo a por la segunda plaza. Aquel día el podium lo conformaron Vettel, Button y Heidfeld. Shanghai tampoco fue bien, con un séptimo puesto que hizo saltar las alarmas en la escudería de Maranello, mientras Hamilton se imponía a Vettel y Webber y rompía el pleno del alemán.

Con tal escaso bagaje se presentaba Alonso en Turquía, que era el circuito encargado de dar el pistoletazo de salida a la gira europea del Gran Circo. Y en Turquía llegó el primer podium de Alonso, que consiguió acabar tercero por detrás de los Red Bull. Pero no fue sólo eso, la mejor noticia para el asturiano fue comprobar como su ritmo de carrera está muy cerca de los pilotos de la marca austriaca. Sólo falta igualar las prestaciones los sábados, donde Vettel lleva un póker de poles incontestable.

Cuatro poles, tres victorias y un segundo son el asombroso bagaje de Sebastian Vettel en las cuatro primeras pruebas

Sin embargo, en carrera las distancias no han sido tan evidentes. Sólo Vettel ha conseguido subirse al cajón en las cuatro primeras carreras del año. Hamilton y Webber lo han hecho dos veces, mientras que Petrov, Button, Heidfeld y Alonso ya lo han hecho en una ocasión. Si atendemos a las marcas, Red Bull ha hecho seis podios -de ocho posibles-, McLaren tres, Renault dos y Alonso sólo uno. En resumen, sólo cuatro equipos han logrado acabar carreras en los puestos de honor. Se esperaba también a Mercedes tras su buena pretemporada, pero ni Rosberg ni Schumi han tenido suerte hasta ahora.

Y aquí están precisamente las buenas noticias para Alonso. A diferencia del año pasado, donde no podía luchar contra ninguno de los Red Bull ni de los McLaren; esta temporada sólo Vettel ha conseguido escaparse en la clasificación, donde la lucha por el segundo puesto está igualadísima:

Viendo la tabla se pueden deducir dos cosas: Con la obvia excepción de Red Bull, sólo McLaren ha conseguido cierta regularidad en las cuatro primeras carreras -en las tres primeras algún monoplaza subió al podio-. Y por otro lado, Alonso es el único que logra seguir el ritmo de las dos escuderías dominantes. A Massa cada vez se le espera menos, y todo hace indicar que su lucha será de nuevo por el sexto puesto en la general. Sus rivales serán los Renault y Rosberg, que de nuevo le está mojando constantemente la oreja a Schumi. El “Kaiser” de momento es undécimo con seis puntos y con el octavo puesto en Shanghai como mejor resultado. Él sigue insistiendo en que no se arrepiente de haber vuelto, pero lo cierto es que da bastante lástima ver a todo un campeón dar vueltas sin pena ni gloria en el medio del pelotón mientras su compañero de equipo ronda los puestos de podium. El otro español del Gran Circo, el catalán Jaime Alguersuari, todavía no ha conseguido puntuar tras tener serios problemas de degradación de neumáticos. Jaime espera cambiar la tendencia en casa.

No obstante, aunque ya puede verse por donde van los tiros; la temporada es muy larga y todo puede dar muchas vueltas. Hasta ahora Alonso ha tenido que dedicarse a minimizar las pérdidas con los de delante, pero eso es algo que puede cambiar. Las nuevas mejoras que estrenará en Catalunya y la motivación de saberse el auténtico líder de la marca más mítica de la F1 pueden darle a Fernando las décimas que le faltan para ganar carreras. Lo que (casi) nadie duda es que algún día el asturiano conseguirá su tercer título a los mandos de un Ferrari. Si no es este año todavía tendrá otros cinco para intentarlo. Lo único que no se sabe es quien estará al otro lado del box en las temporadas sucesivas, ya que los días de Massa parecen estar contados en la Scuderia. En Maranello se barajan dos candidatos:

El polaco Robert Kubica y el alemán Nico Rosberg son los preferidos por Ferrari para sustituir a Felipe Massa

El alemán Nico Rosberg y el polaco Robert Kubica son los nombres que suenan con más fuerza para suceder al brasileño como compañero de Alonso. No cabe duda de que son los dos mejores pilotos más allá de Red Bull, McLaren y Ferrari; pero de aquí a 2016 pueden cambiar muchísimas cosas. Pero una no cambiará: Alonso vestirá de rojo, de rojo Ferrari.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s