Archivos para 05/07/2011

El cántabro Severiano Ballesteros, leyenda del golf mundial, ha fallecido a los 54 años de edad

Al final el gran Seve no ha podido ganar el torneo más importante de su vida; y dos años y medio después de serle diagnosticado un tumor cerebral, esta madrugada una insuficiencia respiratoria ha traído consigo el ya esperado final, dado que su estado ya era crítico el día de ayer. Ballesteros nos ha dejado a los 54 años, pero su recuerdo será imborrable para el deporte mundial. Considerado uno de los mejores golfistas de todos los tiempos, su labor dentro y fuera de los campos ha dado a conocer este deporte en nuestro país. Y entre él y otros grandes como Ángel Nieto o Manolo Santana comparten el honor de ser los primeros grandes mitos del deporte español a nivel mundial.

Ahora tenemos a Rafa Nadal, Pau Gasol, Alberto Contador, Fernando Alonso, Andrés Iniesta, Iker Casillas, Xavi Hernández, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa, Marc Coma, Marc Márquez… y un largo etcétera. Pero hace tres décadas era toda una proeza salir desde un pueblecito de Cantabria llamado Pedreña y colarse en la élite mundial de un deporte tan anglosajón, -y sobre todo estadounidense- como es el golf. Fue en 1976, cuando a los 19 años logró acabar en segunda posición en el Open Británico, y poniendo el nombre de España en los lugares de honor de uno de los torneos más prestigiosos del mundo.

Seve llegó a la élite en 1976 al terminar segundo en el Open Británico

Tres años más tarde conseguiría ganarlo, convirtiéndose así en el más joven de la historia en hacerlo; un récord que sólo pudo superar Tiger Woods. Y terminó de auparse a la cumbre un año después, en 1980; cuando fue el primer europeo en proclamarse campeón del Masters de Augusta. Estos dos torneos acabarían convirtiéndose en los Masters favoritos del cántabro. Ganó el Open Británico en tres ocasiones -1979, 1984 y 1988, su último grande-, y fue top ten en cuatro ocasiones más en sus veintiocho participaciones; mientras que en Augusta no sólo logro imponerse dos veces -1980 y 1983-, sino que también fue segundo otras dos veces, a lo que sumo un tercero, un cuarto, un quinto y un séptimo; también en 28 presencias. En los otros dos grandes no tuvo tanta suerte. En el US Open logró colarse tres veces entre los diez primeros, con un tercer puesto, un cuarto y un quinto; en un total de 18 comparecencias. Por último, en el Campeonato de la PGA obtuvo un quinto y un décimo como mejores resultados en trece comparecencias.

Seve logró colgarse la chaqueta verde de Augusta en dos ocasiones, en 1980 y 1983

Por si fueran poco sus cinco grandes -de los siete totales que tienen los españoles-, el palmarés de Seve se adorna con sus seis victorias en la Ryder Cup -más una séptima como capitán-, en una competición que le debe su actual rango; ya que fue Ballesteros quien la rescató de un ostracismo en el que había caído con las apabullantes victorias del equipo estadounidense sobre el formado por Reino Unido e Irlanda del Norte. Seve abrió el torneo a todo el continente europeo, y décadas después sigue siendo el torneo de golf por equipos más prestigioso del mundo.

Pasó 61 semanas como número uno del ranking, una cifra sólo superada por Nick Faldo (98), Greg Norman (331) y Tiger Woods (623), y por delante de nombres como Vijay Singh, Lee Westwood, Padraig Harrington o Ernie Els. Sumo en total 91 victorias en torneos profesionales, 50 de ellos en el Circuito Europeo, donde aún encabeza la lista de victorias totales, por delante de nombres como Bernhard Langer, Tiger Woods, Colin Montgomerie o Nick Faldo, en una clasificación donde aparecen también Jose María Olazábal (octavo) y Miguel Ángel Jiménez (undécimo).

Txema Olazábal y Seve Ballesteros, grandes amigos y los mejores golfistas españoles de la historia

Olazábal recogió su testigo, tanto en Augusta como a los mandos del golf español. Después vendrían Miguel Ángel Jiménez, Sergio García, Santiago Luna, Jose María Cañizares, Ignacio Garrido, Gonzalo Fernández Castaño o Álvaro Quirós, entre otros. Pero antes de Seve el golf era un deporte más que minoritario en nuestro país.

Hoy en día somos un país puntero en gran cantidad de deportes, pero nombres como Santana, Nieto y Seve nos recuerdan que no siempre ha sido así. Y que sin ellos posiblemente seguiría sin ser así. Por todo ello, por ese estupendo swing, aquel golpe imposible desde el bunker, por innumerables tardes de buen golf; pero sobre todo, por ser y comportarse como un señor dentro y fuera de los clubs de golf, mil gracias Seve. Descansa en paz, tu recuerdo será eterno.

Tras concluir la primera parte de las Clásicas, donde el belga Philippe Gilbert acaparó los éxitos más importantes, llega la primera de las tres grandes vueltas: el Giro de Italia. Y lo hace con la presencia de Alberto Contador, que prometió que participaría en Giro, Tour y Vuelta si finalmente no era sancionado; así que mientras se resuelven los recursos presentados por la UCI y la AMA el pinteño será de la partida en la ronda transalpina.

Alberto Contador es el gran favorito para conquistar su segundo Giro de Italia tras su victoria en 2008

Contador ha tratado de abstraerse de todos los procesos judiciales desde que le fue devuelta la licencia, tratando de centrarse exclusivamente en su preparación para la temporada. Y vaya si lo ha conseguido, conquistando la Vuelta a Murcia y la Volta a Cataluña, con una y dos etapas respectivamente; además de una etapa en la Vuelta a Castilla y León, donde una serie de averías le privaron de pelear por la general final, que finalmente se llevó Xavi Tondo. Con estos precedentes, parece bastante claro que el gran rival del pinteño será el mismo; y más si recordamos que en 2008 ganó el Giro de Italia cuando apenas una semana antes de comenzar estaba de vacaciones.

Pero por más que Alberto sea el gran favorito, hay un grupo de grandes nombres que no se lo pondrá nada fácil. Hay una decena de corredores con capacidad para hacer un buen papel, pero dos ciclistas sobresalen entre las apuestas para disputarle la victoria a Contador; el ruso Denis Menchov y la gran esperanza italiana, Vincenzo Nibali. Tras ellos vendría un grupo de corredores con Michele Scarponi a la cabeza, que pueden dar un paso adelante para colarse en el podium final de Milán, como Igor Antón, Roman Kreuziger, Joaquim Rodríguez, David Arroyo, Christophe Le Mevel o Carlos Sastre, aunque estos dos últimos suponen una mayor incógnita por la falta de buenos resultados recientes. La lista es larga, pero serán Menchov o Nibali las ruedas que buscarán todos cuando Contador pase al ataque.

El ruso Denis Menchov también buscará su segundo Giro tras el conquistado en 2009

Tras conquistar la ronda italiana en 2009 y no defender su corona en 2010; el ruso tratará de suceder en el palmarés a Ivan Basso, que tampoco defenderá su victoria este año. Su trayectoria le sitúa como la gran alternativa a Contador, tras ganar un Giro y dos Vueltas -la primera tras la descalificación de Roberto Heras-; y sobre todo tras dos podiums en el Tour de Francia, incluyendo el de la última edición, donde acompaño a los dos grandes dominadores del ciclismo actual, Contador y Andy Schleck. Su mejor resultado reciente es el tercer puesto en la general de la Vuelta a Murcia, pero su constancia en los últimos años le otorgan un status de gran nivel en el pelotón, por lo que será uno de los hombres a vigilar. Además, contará con un lugarteniente de lujo como Carlos Sastre.

Vincenzo Nibali es la gran esperanza italiana tras su triunfo en la Vuelta

Nibali llega al Giro como la gran ilusión de la afición italiana, que ve en el siciliano un grandísimo futuro en las grandes vueltas. Y desde luego lo tiene, como demostró en la Vuelta a España del año pasado, donde sólo Igor Antón pudo estar a su nivel hasta que tuvo que retirarse por una caída cuando vestía el rojo. Calidad tiene de sobra, aunque la presencia de Contador puede venirle grande. El año pasado fue tercero tras Basso y David Arroyo, pero desde entonces ha dado un salto de nivel significativo, y tendrá que refrendarlo a lo largo de las próximas tres semanas.

La lista de aspirantes se completa con Michele Scarponi, Igor Antón, "Purito" Rodríguez, Roman Kreuziger, David Arroyo y Carlos Sastre

Michele Scarponi es el cuarto en discordia en casi todas las quinielas, mientras que Igor Antón se verá beneficiado por la generosa cantidad de montaña que habrá en esta edición, al igual que “Purito”. Roman Kreuziger y David Arroyo estrenarán jefatura de filas de Astaná y Movistar, respectivamente; mientras que Carlos Sastre viene para ayudar a Menchov, pero con ciclistas de su clase nunca se puede estar seguro.

Por si los nombres que aparecen como candidatos fueran pocos, se verán acompañados de otros que deberán convertirse en los grandes animadores de las etapas, como los locales Danilo Di Luca, Stefano Garzelli, Domenico Pozzovivo, Rinaldo Nocentini, Dario Cataldo, Giovanni Visconti o Emanuelle Sella, que siempre tienen ganas de brillar ante su público; o españoles como Dani Navarro o Mikel Nieve, que trabajarán para sus líderes pero que podrían buscar algún momento de gloria personal. Y como no, clásicos del pelotón que deberán tener presencia en carrera como el inglés David Millar, el sueco Thomas Lovkvist, el francés Brice Feillu, el bielorruso Vasil Kiryienka, el venezolano José Rujano, el australiano Richie Porte o el portugués Tiago Machado.

Finalmente, la relación de velocistas que se jugarán las pocas etapas que habrá a priori al sprint, estará encabezada por los tres grandes sprinters de los últimos años: el británico Mark Cavendish, el italiano Alessandro Petacchi y el norteamericano Tyler Farrar.

Mark Cavendish, Alessandro Petacchi y Tyler Farrar serán las ruedas a seguir en los sprints

Si estos tres dejan algo, hay un buen número de sprinters que esperarán su oportunidad, como Borut Bozic, Robbie McEwen, Gerald Ciolek, Graeme Brown, el español Fran Ventoso o Mark Renshaw si no tiene que lanzar a Cavendish.

Son suficientes nombres -más los que quieran aparecer a lo largo de la prueba-, como para garantizar un precioso espectáculo. Y el recorrido no será menos, con ocho etapas de alta montaña -siete con final en alto-, y cinco de media montaña; con 40 puertos en total. El recorrido se completa con cinco etapas llanas y tres contra el crono: el prólogo por equipos de 19 kilómetros, una cronoescalada de 13 y la contrarreloj final de Milán de 31 kilómetros. Serán 21 etapas en 23 días entre Turín y Milán donde el pelotón llegará con 3.524 kilómetros en las piernas, con nueve etapas con más de 200 kilómetros y tramos de tierra para castigar todavía más las piernas de los corredores.

En definitiva, que los amantes del deporte de la bicicleta no tendrán excusa alguna desde hoy 7 de Mayo y hasta el próximo domingo 29 para no pegarse a la televisión.