Que no es otra cosa que ganar torneos. Las malas lenguas -siempre las hay, cuando se trata de aventurar el ocaso de algún gran campeón-, hablan de que jamás volverá a ser el que fue, que este año ha sido el inicio de un declive del que ya no volverá a recuperarse. Curiosamente se oyen ahora las mismas voces que sonaban en 2008, la primera vez que Rafa Nadal consiguió destronarle; y que se ocultaron cuando el suizo recuperó el cetro mundial. En 2010 el balear ha sido muy superior a todos, y ha conseguido bajar a Federer por segunda vez, y de forma más rotunda. Parece que no hay fisuras, pero no cabe duda de que Federer se va a dejar las muñecas en el intento de buscarlas. Ya otra cosa es que lo consiga.

Pero se ha puesto manos a la obra. Ha preparado a conciencia este final de temporada con la intención de imponerse en el Masters. Tras llegar a la final de Shanghai, donde un gran Andy Murray le barrió de la pista, ha conseguido imponerse en el ATP 250 de Estocolmo, derrotando en la final al alemán Florian Mayer por 6-4 y 6-3. Un triunfo que le va a venir muy bien para encarar el final de temporada, donde tras jugar en su tierra natal el ATP 500 de Basilea, jugará el último Masters 1000 de la temporada, el de París-Bercy, para acudir finalmente a la Copa de Maestros de Londres.

 

El suizo Roger Federer, levantando en Estocolmo el 64º título de su carrera

 

Roger quiere seguir haciendo historia, y con la victoria del domingo lo ha vuelto a conseguir, ya que ha elevado su número de trofeos a 64, superando al sueco Bjorn Borg e igualando al norteamericano Pete Sampras, el anterior dominador del circuito, empatando en la cuarta posición de todos los tiempos. Por delante ya sólo quedan John McEnroe con 77, Ivan Lendl con 94, y en lo más alto Jimmy Connors con 107. Quizás fue eso lo que le puso emotivo, ya que dijo que ahora saborea más cada triunfo porque nunca sabe cuando va a ser el último. También puede ser sólo un farol. Con Roger nunca se sabe, pero no cabe duda de que en 2011 seguirá estando arriba.

Respecto a lo que queda de 2010, se va dilucidando la composición del torneo de maestros de Londres, renombrada el año pasado como ATP World Tour Finals. Con los cuatro dominadores del circuito ya metidos (Nadal, Federer, Djokovic y Murray), y la segura presencia de Robin Soderling, quinto en discordia a día de hoy, quedan tres plazas para un gran número de tenistas. A día de hoy las ocupan el checo Thomas Berdych y los españoles Fernando Verdasco y David Ferrer, que podrían elevar al número de tres la representación nacional en Londres.

 

David Ferrer y Fernando Verdasco buscarán acompañar a Rafa en la Copa de Maestros de Londres

 

No tienen una tarea fácil. Un ejército de tenistas lo darán todo para colarse entre los ocho nombres que pelearán el último título del año. Parece que Andy Roddick, actual número 9 no va a llegar en forma a la cita, pero detrás vienen tenistas como los rusos Mikhail Youzhny (10º), y Nikolai Davydenko (11º y actual campeón), el austriaco Jurgen Melzar (12º), o el francés Jo-Wilfred Tsonga (13º), que lo van a dar todo en Basilea y París para obtener el billete a Londres. Lo que está claro es que independientemente de que lleguen unos u otros, el nivel del torneo va a volver a ser espectacular. Esperemos que David y Fernando puedan llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s