El domingo se disputó la trigésimo primera carrera del calendario de la Copa Sprint de la NASCAR, la quinta de la Caza, que llega a su ecuador con una nueva reducción del número de candidatos. Para los no entendidos, en la competición americana, la fase regular termina tras la 26ª carrera, y los 12 primeros clasificados en la general entran en la Caza. Se les otorgan 5000 puntos a todos, más 10 por cada victoria que hayan logrado en la temporada. Así la lucha por el título se reduce a 12 nombres en una lucha sin cuartel en 10 carreras de infarto.

Mucha gente opina que son 43 yankis girando a la izquierda. Eso pensábamos todos los que ahora procuramos no perdernos ni una sola de las retransmisiones de Teledeporte. Y la verdad es que si fuera tan fácil no acabarían siempre los mismos arriba. Y Jimmie Johnson no llevaría cuatro títulos consecutivos. Será que es algo mejor que todos los demás. Está a cinco carreras del quinto, lo que le llevaría a superar a Jeff Gordon, el otro gran dominador de la era moderna de la NASCAR.

 

Jimmie Johnson (48) y Jeff Gordon (24), los dos grandes nombres de la NASCAR actual

 

Todos los años la temporada regular trae varios nombres que suenan como un posible relevo para el piloto de San Diego, pero al final acaba siempre imponiéndose. Como decía el domingo Carlos Castellá, “al final algunos se sorprenden de que gane siempre, pero es el único piloto que está arriba de forma constante, y además ganando carreras”. Y así es, al menos en los últimos cuatro años, en los que todos los aspirantes iban fallando en una carrera u otra de la Caza. Y este finde no ha sido ninguna excepción.

Si eran cinco los pilotos que llegaban con opciones a la cita de Charlotte, Jeff Gordon (23º) y Tony Stewart (21º), dijeron prácticamente adiós a sus opciones de títulos, dejándolo ya en cosa de tres. La carrera la ganó Jamie McMurray, probablemente el gran ausente de la Caza tras vencer en pruebas tan míticas como Daytona e Indianápolis, pero al que la falta de regularidad le ha privado de estar arriba. Segundo entró Kyle Busch, que hace una semana se quedó casi sin opciones, y completó el podium Jimmie Johnson, que controló a Denny Hamlin, que no pudo pasar de la 4ª plaza, y se consolida como segundo de la general. Tercero queda Kevin Harvick, que consiguió minimizar los daños remontando hasta la octava posición. Hamlin y Harvick, las grandes irrupciones de los últimos años en la Sprint Cup, son ahora los únicos que pueden evitar que Johnson enlaze su quinto título. Así está la tabla a falta de cinco pruebas:

CHASE FOR THE SPRINT CUP 1) Jimmie Johnson 5843 2) Denny Hamlin 5802 -41 3) Kevin Harvick 5766 -77 4) Jeff Gordon 5687 -156 5) Kyle Busch 5666 -177 6) Tony Stewart 5666 -177 7) Carl Edwards 5643 -200 8) Greg Biffle 5618 -225 9) Kurt Busch 5606 -237 10) Jeff Burton 5604 -239 11) Matt Kenseth 5587 -256 12) Clint Bowyer 5543 -300

La realidad es que 41 puntos no son nada, lo difícil es sacárselos a Jimmie Johnson. Y si al final el 48 se vuelve a imponer, el año que viene volveremos a tener un buen puñado de candidatos, y justo dentro de un año estaremos hablando que el título volverá a ser cosa de 2 o 3, y probablemente uno de ellos volverá a ser Jimmie.

 

Jimmie Johnson está a punto de hacer historia con su 5º título consecutivo

 

Anuncios
comentarios
  1. Muy didáctico este análisis, y bien ponderado. Nos guste o no, Johnson está un paso por delante de los demás, sólo queda esperar que falle algún día (quizás en Talladega) y al menos tengamos emoción hasta el final.

  2. Mikel dice:

    Simplemente agradecerte incluir la NASCAR entre tus noticias, y felicitarte por el blog!

    Un saludo

  3. swinxysports dice:

    Muchísimas gracias Mikel, aún estoy empezando pero por ahora todo va bien. Tengo pendiente escribir sobre la victoria de Hamlin, pero aún no he podido ver el resumen de la carrera, sólo la fui siguiendo el domngo en la página de la Nascar.

  4. Excelente entrada. Felicidades !! Talladega puede ser vital. No me engaño, Hamlin lo tienen más dificil que lo que la diferencia de puntos indica… pero tras ver lo que ha pasado en la F1, también se pueden dar carambolas insospechadas en la NASCAR, aún con más motivo.

    JJ es la leche, pero yo espero que gane Hamlin. Ir favor de JJ es un rollo, jajajajaja. Es como ser del Barça o del Madrid.

    Un abrazo !!

  5. swinxysports dice:

    Si yo no es que vaya con él, sólo digo lo que hay. De todas formas, esto lo escribí tras la carrera anterior. Las cosas han cambiado. Gracias por comentar

  6. Rueditas de prinsipiante dice:

    Trata de arrancarlo Swinxy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s